Jorge Campos roba cámara en partido de leyendas en Moscú.

Con su peculiar traje de portero, el mexicano Jorge Campos se robó el partido amistoso que organizó la FIFA entre leyendas de futbol en la Plaza Roja de Moscú, pese a que recibió seis goles en contra.

Ni en sus tardes cuando defendía la portería de equipos con problemas de descenso le había pasado esto. Ni cuando la Selección Nacional Mexicana vivía momentos de crisis le sucedía.

Jorge Campos aceptó seis goles y cuatro de ellos fueron por en medio de las piernas. Lo peor salió lesionado.

Campos era parte del equipo rojo, junto con los futbolistas de la talla del portugués Nuno Gomes, el argentino Juan Pablo Sorín, Cafú, Lothar Matthäus, la rusa Marina Fedorova y su compatriota Andrey Tijonov. Empataron a nueve goles, con una destacada actuación de Forlán, autor de seis dianas.

Inició el juego y el acapulqueño vestía su camisa multicolor que tanta fama le dio. No había pasado ni un minuto cuando Forlán ya lo había vacunado y antes de que reaccionara, Ángel ya había metido el segundo.

Entonces vinieron las reclamaciones de Cafú, quien le hacía señas que se pusiera sotana. Los rojos se pusieron a un gol, pero enseguida el uruguayo Forlán volvió a burlarse del mundialista por México y ya para entonces era Matthew quien le veía feo.

Vino el cuarto, el quinto y el sexto… Campos solo cerraba los ojos cada vez que se le venían encima los ataques de Forlán, Ángel y compañía. Pero en el segundo tiempo todo cambió.

Resurgió el ídolo de los niños y con sus pases a gol ayudó a que su equipo empatara. Con el marcador final empatado a 9 goles, Campos no terminó el encuentro debido a la lesión de un dedo de la mano derecha, lo que dejó a Matthaus como portero.

 

Comentarios

Notas Relacionadas