Demandan burócratas estatales certidumbre en pago de pensiones.

Infoecos/Colima

Martín Flores Castañeda, secretario General del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Gobierno del Estado (STSGE), manifestó que este gremio mantendrá su postura respecto a la próxima aprobación de la Ley de Pensiones, en donde se deberá otorgar certidumbre a los trabajadores de que el pago de su pensión y jubilación está seguro, obviamente, sin menoscabo de los derechos y conquistas ya adquiridas.

Expresó que ha estado en estrecha comunicación con los trabajadores integrantes del sindicato, a quienes en reuniones que se han sostenido se les ha informado los avances que se llevan en la negociación en materia de la reforma a la Ley de Pensiones.

Esta ley, refirió el líder sindical, involucra a más de 20 mil trabajadores en activo del Gobierno del Estado, ayuntamientos y organismos descentralizados.

“En lo que refiere a la burocracia estatal, nosotros hemos estado con mucha firmeza, que si bien sí es necesaria la reforma en lo que a jubilaciones y pensiones se refiere que garantice viabilidad financiera, que genere certidumbre legal a los trabajadores, pero además debe tener la certidumbre que las cosas se van a hacer correctamente”.

Para esto, continúo Martín Flores, debe de haber una ley, que sin menoscabo de los derechos sindicales sea de vanguardia, y “para ello debe haber un gran esfuerzo del gobierno, de los trabajadores en su conjunto, porque lo más sencillo para el líder en turno es decir no a todo, me quedo como estoy, que le cueste una parte al gobierno y una partecita al trabajador, y en seis municipios no pagamos nada.

“Nosotros tenemos una ventaja importante, históricamente hemos aportado a la Dirección de Pensiones y existe el fondo, una parte es monetaria, física, bancaria, circulando y otra es pasivo, adeudo del Gobierno del Estado”, expresó.

Además, ponderó que a pesar de que fue duramente criticado, hace más de un año, por haber señalado que el Gobierno del Estado debía al Fondo de Pensiones más de 800 millones de pesos, se hizo una auditoría que si bien aún no concluye, en los resultados preliminares el adeudo es “mínimo 800 millones de pesos”, los cuales ya el gobierno los reconoció públicamente.

Refirió que en la iniciativa presentada por el Gobierno del Estado, los trabajadores burocráticos estatales manifestaron su desacuerdo porque se contemplaba a los ya jubilados actualmente pasaran al nuevo sistema, “lo cual es inadmisible, siendo este tema ya consensado con el Ejecutivo que eso no se va a permitir”, abundó.

Otro gran tema, expresó Martín Flores, son las aportaciones de los trabajadores y de la entidad pública correspondiente, “la entidad pública (Gobierno estatal) también reconoció que no hacía las aportaciones porque estaba pagando las jubilaciones, hoy pretende y propone que las pague un instituto, porque si las sigue pagando el gobierno, en 15 años colapsa”.

“Lo sabemos y no somos personas ‘suicidas’, somos responsables y por eso estamos negociando la reforma en beneficio de todos”, subrayó.

Reiteró que como sindicato burócrata están a favor de una reforma integral que cumpla todos los parámetros presentados por el gremio, en donde genera certidumbre en las aportaciones, en donde de manera gradual se irá incrementando tanto la aportación del trabajador como de la entidad pública.

Finalmente, expuso que continuará pugnando por que se tenga una institución sólida, que la ley le dé instrumentos legales, herramientas para poder tener fuerza coercitiva para cobrar la aportación de las entidades públicas, “so pena de que se le aseguren las participaciones federales a cada entidad de no hacer lo correspondiente”.

 

Comentarios

Notas Relacionadas