Francia, el finalista que se sabe reinventar.

El futbol francés aprendió a reinventarse cada cierto tiempo, para encontrar de manera cíclica y con cierta frecuencia 14 o 15 futbolistas de elite que lo tienen muy seguido disputando los lugares de privilegio en la Copa del Mundo.

Rusia 2018 será la tercera final que dispute la Selección de Francia en los últimos 20 años, a partir de que se coronaron por vez primera en su Mundial, en 1998.

Pero esta historia de éxito comenzó en Argentina 1978, aunque se consolidó hasta el Mundial de España, cuatro años después. Michel Platini encabezó la primera generación dorada del futbol galo, que tuvo su momento culminante con la obtención de la Eurocopa de 1984 y las semifinales en los Mundiales de España 1982 y México 1986.

A partir de 1982, la Selección Francesa ha alcanzado cinco semifinales en ocho Copas del Mundo que disputó desde entonces, habida cuenta que no clasificó a Italia 1990 y Estados Unidos 1994. Sólo Alemania ha sido más exitosa que los franceses en los 10 últimos Mundiales.

Con el equipo nacional que jugará la final en Rusia ante Croacia, se abre una tercera generación de oro, lo cual ratifica el trabajo de formación de los franceses, que no necesitan tener la mejor Liga de Europa para formar Selecciones competitivas con mucha frecuencia.

Las tres generaciones doradas de las que presume el futbol francés a partir de Argentina 1978, tienen una coincidencia: un futbolista de excepción que comanda al equipo.

Michel Platini fue el primero de los grandes jugadores franceses que le dio la vuelta al mundo con su calidad. Por supuesto, lejos de lo que le pasa en la actualidad a Argentina con Messi o a Portugal con Cristiano Ronaldo, Platini siempre tuvo compañeros de gran calidad en todas las zonas del campo, pero ciertamente Francia era una con Michel y otra sin el astro de la Juventus.

Tras el colapso del balompié galo que significó el fin de esa generación, para 1998 resurgieron, coincidentemente, con otro futbolista de excepción que también jugaba para La Juve: Zinedine Zidane. El astro francés estaba un paso delante de una gran camada de jugadores que militaban en los mejores equipos del mundo, lo cual explica porque el equipo fue altamente competitivo.

Tras el retiro de Zidane, en 2018 tienen un comandante con todo el futuro por delante: Kilyan Mbappé, quien a sus 19 años es el nuevo futbolista galo que está por delante de una gran generación de jugadores que tiene todo para darle a Francia su segunda Copa del Mundo.

 

Comentarios

Notas Relacionadas