Invitan a productores de bambú a cultivar especie guada.

Infoecos/Comala

 

La arquitecta colombiana, Carolina Zuluagua Zuleta, de la empresa Zuarq, señaló que en Colima ha recomendado a algunos productores a trabajar con la especie conocida como “guada”, la cual resulta versátil en la construcción y se puede combinar con diferentes técnicas.

Desde hace unas décadas, arquitectos se dieron a la tarea de investigar una especie de bambú llamada “guada”, que es más resistente que el acero -dijo- lo cual fue comprobado científicamente ya es muy flexible, por lo que para arquitectos como ella que gustan de jugar con las alturas y geometría, es como si fuera plastilina.

Enfatizó que adicionalmente, en su país es mucho más económico construir con “guada” que con el sistema tradicional de concreto, ya que el ahorro es hasta de un 40 por ciento y hablando de sismo resistencia, al ser más flexible, soporta mejor los sismos que una estructura de hierro o bloque.

Indicó que eso ha hecho que muchos arquitectos se enfoquen en trabajar en ese tipo de construcción, ella en lo personal tiene 30 años trabajando con ese material, aunque recordó que en sus inicios no había capacitación ni bibliografía en donde investigar.

La arquitecta colombiana expuso que se dedicó a investigar sobre el tema, por lo que manifestó que cultivar bambú es muy rentable, ya que es una planta agradecida que no exige de gran abono ni cuidados “es una planta que al cabo de cuatro o cinco años se puede hacer un corte y tiene material suficiente para hacer una casa y resistente”.

Comentó que en Comala, hay plantaciones a las que aún les falta, pero los mismos dueños le explicaron la importancia de cambiar el maíz por el bambú de la especie “guada”, que es más rentable, por lo que se dijeron muy contentos de trabajar con ese cultivo y no cambiarían nuevamente al anterior.

Desde el punto de vista ecológico, refirió que en su país se ha tomado un valor cultural adicional al valor natural que tiene la especie, sostuvo que es una tradición de generación en generación “culturalmente nosotros apreciamos y queremos este tipo de bambú”.

Lo más interesante es que para sacarlo de las plantaciones, se saca con mula, por lo que no se gasta energía y se genera empleo. Añadió que luego los transporta un camión hasta donde se necesite y la “guada” no es pesada.

Detalló que para una construcción, la “guada” no se quema como se hace con la madera, ya que es menos peligrosa que construir con madera y más resistente, comentó que si se corta el bambú, no se muere la planta, como los árboles, que duran 25 años en volver a crecer.

Sostuvo que lo que se hace a la planta al cortarle, es podarla, lo que la hace más interesante desde el punto de vista ecológico y productivo, ya que cuando se tienen plantaciones diferentes, se tiene que actualizar y hay afectaciones ambientales, mientras que con la “guada”, se saca de acuerdo a su madurez.

Otra bondad de la planta -citó- es que gracias a sus cámaras de aire, es dosificadora de agua, por lo que cuando hay procesos de sequía la “guada”, inteligentemente toma agua del subsuelo y la guarda en su interior, para en esas épocas, ella suelta su agua.

Al respecto, comentó que si se cultiva café junto al bambú, se tiene la garantía de que ese café tendrá una buena producción, puesto que la “guada” lo protegerá en tiempos de sequía.

Las condiciones que debe tener un productor, respecto a esa plantación, es una altura promedio, en ese sentido se dijo sorprendida de que en Comala se cultive el bambú a una mediana altura y no a la que ella está acostumbrada a ver en Colombia, por lo que ponderó el hecho y que la producción vaya por buen camino.

Sobre el tema, indicó que el dueño le refirió que se ha tenido que usar abonos especiales y ciertos frutos que han permitido la buena calidad en la planta, pese a que no se tiene la altura requerida.

Sobre su trabajo, la arquitecta expresó que se enfoca en las construcciones y decoraciones con base al bambú, así como el diseño interior.

La demanda -citó- es amplia, por lo que puntualizó que de arrancar un proyecto en México, transportaría la “guada” en contenedores desde su país de origen, lo que consideró una tristeza, ya que suben costos y la idea es que se tenga la producción necesaria para ahorrar.

Subrayó que le gustaría trabajar una construcción para personas de diferentes estratos y más ágiles para desarrollarlos, su idea es crearla en Colombia y armarla en el Estado, como una propuesta inicial, para posteriormente contar con su taller y producto para hacer grandes proyectos.

Considera importante que para desarrollar estos procesos y que sean eficientes, se deben capacitar a los arquitectos, además de los artesanos, puso como ejemplo Colombia, en donde las propias universidades han hecho cursos para que los profesionistas se familiaricen con el material y sepan que hay más alternativas de construcción, diferentes a la tradicional.

Sobre los constructores o artesanos, comentó que es importante que sepan hacer bien los cortes, la resistencia de una columna, los refuerzos y tipo de cimentación que se debe manejar, entre otros.

La arquitecta colombiana puntualizó que se debe tratar de crear construcciones bioclimática que tenga recolección de agua de lluvia, además de no desperdiciar el material utilizado.

 

Comentarios

Notas Relacionadas