Canícula ha sido más dañina que las lluvias recientes: CNC.

Infoecos/Colima

Hasta el momento, el temporal de lluvias no ha causado desastres en la actividad agrícola, sin embargo, la canícula fue muy pesada y generó siniestros que afectaron de manera importante a los productores de maíz, señaló Martel Martínez Jiménez, dirigente estatal de la CNC.

Explicó que los productores afectados por los efectos de la onda de calor, han iniciado el procedimiento necesario para que se aplique la cobertura del seguro por siniestralidad.

“Esperamos que las aseguradoras respondan de manera positiva, como ocurrió con el huracán Jova, que sí cubrió parte de los daños, y aunque fue poco, sirvió para salir adelante en el momento, aunque nunca se va a pagar lo que pudimos haber cosechado, pero en algo ayuda”, mencionó.

Detalló que la sequía no afectó a los cultivos perennes que solo se lesionan si se registran lluvias torrenciales que se llevan zanjas y microsistemas de riego, “hasta ahora hay buena cantidad de agua y bien dosificada”, aseguró.

Sobre los cultivos más rentables, mencionó que aunque apenas se comenzó el cultivo extensivo de berrys, éstos han sido los productores que han obtenido mejores resultados económicos con su inversión, lo mismo ocurre con los arándanos, papayos y mangos.

Aclaró que quienes se han dedicado a estos cultivos “nuevos”, han requerido una importante inversión porque de otra manera fracasan.

Martel Martínez mencionó que la apertura comercial también ha beneficiado a los productores colimenses y por eso han comenzado a exportar a otras naciones, además de Estados Unidos, principalmente hacia Asia por el puerto de Manzanillo.

Sobre el presunto bombardeo de nubes para evitar las lluvias, resaltó que hay estudios que demuestran que esta actividad tiene un impacto negativo hacia los productores de temporal, aunque en este momento no se hace un seguimiento estricto de estas acciones.

“Pero si esto de alguna manera alejara las lluvias, de verdad que nos va a hacer daño. No hay nada que vaya a suplir a las lluvias para poder producir, eso que nos quede claro a todos los productores, las lluvias siempre serán bienvenidas, pues se dice que cuando llueve mucho, algo queda; cuando no llueve, no se produce nada”, subrayó.

Agregó que en caso de que se llegara a comprobar este tipo de acciones para evitar la lluvia, se tendrían que tomar medidas para medir el tipo de afectación y demandar por los daños generados, “se supone que estamos cuidando el medio ambiente y no podemos alterarlo de esta manera”, subrayó.

 

Comentarios

Notas Relacionadas