El arquero Gudiño aseguró el empate de Chivas.

Con extraordinaria participación de Raúl Gudiño, las Chivas rescataron un empate con sabor a victoria en el estadio “Azteca”.

El arquero rojiblanco atajó un penalti de último minuto a Mateus Uribe, para sellar el 1-1 ante el América en el clásico nacional, dentro de la Jornada 11 del torneo Apertura 2018 de la Liga MX.

El guardameta del Rebaño Sagrado escribió su nombre con letras de oro desde la parte inicial. Primero al minuto 27 con una brillante atajada a un disparo de media distancia por parte de Oribe Peralta, a quien le negaría una segunda oportunidad al desviar a tiro de esquina un cabezazo al 40′.

La estupenda labor de Gudiño contagió a sus compañeros para el complemento, cuando el reloj indicaba 58 minutos de juego, Josecarlos Van Rankin escapó por la banda derecha, realizó un autopase y eludió a un rival más para después ceder a la llegada de Alan Pulido, que puso el primero de la noche.

Con la ventaja en el marcador, el show de Gudiño continuó su curso. A los 78 minutos, Oribe volvió a tocar a puerta con un remate que llevaba dirección a la horquilla… hasta que apareció un nuevo manotazo del portero rojiblanco.

América puso todo su resto en la mesa y se lanzó al frente en busca de la victoria. El Rebaño mantuvo su fórmula defensiva, esta vez intentando amarrar el empate.

Dos minutos después el ex Porto demostró que también es humano. Andrés Ibargüen ingresó de cambio por Cecilio Domínguez, realizó una gran jugada individual y aprovechó un servicio de Oribe Peralta cuando todos daban por muerto el balón. El colombiano eludió a su marcador para meter un tiro que se desvió en el pie de Isaac Brizuela antes de concretar el empate.

Comentarios

Notas Relacionadas