Fuerte oleaje aleja al turismo en Pascuales .

Infoecos/Tecomán

Karla Domínguez, propietario de la enramda “Karla” en Boca de Pascuales, admitió que el turismo gastronómico bajó las últimas dos semanas en un 50 por ciento, en gran parte por los daños que han dejado los altos oleajes y también por la “mala fama” de que hay cocodrilos. Dijo que los enramaderos, particularmente los que están más cerca a la desembocadura del río de Armería en Boca de Pascuales, se han visto seriamente afectados.

“Definitivamente nos ha afectado porque de por sí los tiempos ahorita son malos. La gente viene al río y de regreso llegan a comer a los restaurantes. Primero se van a bañar y luego a comer, pero ahorita nada de nada, eso sí nos afecta”, comentó.

Karla Domínguez destacó que las noticias de avistamientos de cocodrilos también han hecho su parte para que la gente no quiera ir al balneario. “Yo creo que bajó mucho la afluencia, al menos un 50 por ciento de turismo se fue. Aunque era turismo local, sí consume, y ahorita no hay gente”.

Comentarios

Notas Relacionadas