Escaparate político.

ESTEBAN MOCTEZUMA. Muy buenos tiempos se auguran para la Universidad de Colima y su rector, el maestro José Eduardo Hernández Nava, ahora que realizó con gran éxito el Foro Estatal de Educación con un reconocimiento muy especial por parte del próximo secretario de Educación, Esteban Moctezuma Barragán, a partir del primero de diciembre cuando asuma el poder presidencial López Obrador. En el evento, el Rector dijo que la casa de estudios está lista para trabajar en los proyectos educativos del nuevo Gobierno federal, en tanto que Moctezuma ponderó el éxito del foro educativo e hizo un gran reconocimiento a la Universidad de Colima y a su Rector. Esteban Moctezuma fue muy claro y dijo: “Acaba de concluir un gran Foro Educativo aquí en Colima y todo el trabajo de coordinación lo llevó a cabo el Rector de la Universidad autónoma de Colima. Me queda claro que en la Universidad de Colima saben hacer bien las cosas y que hay una enorme madurez democrática, de tolerancia, de escuchar al otro, de inclusión”, expresó Moctezuma, quien es uno de los hombres más cercanos al presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador. En resumen, nuevos vientos y muy favorables para la comunidad universitaria, pues le reconoce su liderazgo en Colima y su quehacer.

EL LEGADO DE HSO. Para un servidor es un honor que mi columna se publique en medios fundados e impulsados por el licenciado Humberto Silva Ochoa. En 1974, al frente de un grupo de universitarios, Humberto fundó El Comentario para defender a la casa de estudios de los ataques del gobernador Arturo Noriega. Más tarde, en 1981, compró el Ecos de la Costa y lo refundó, dándole un nuevo impulso a la libertad de expresión y a la tribuna política plural. A 91 años del Ecos de la Costa, un reconocimiento a la señora Lety Castro, por su liderazgo, y a su joven director Agustín Trujillo.

NUEVOS ALCALDES. De los nuevos alcaldes que ayer tomaron posesión veremos cuántos crecen en términos políticos para estar en condiciones de disputar la gubernatura. De momento, sólo alzan la mano Leoncio Morán y Felipe Cruz, y vemos aquí el germen de la división, ya que cuando dos actores políticos quieren lo mismo, la fractura y el enfrentamiento sólo es cosa de tiempo. Felipe Cruz pinta su raya con Locho y con el MC (Movimiento Ciudadano), pues se le vio en una foto en primera fila en un evento con René Bejarano, cercano a Morena. Hay que recordar las palabras de Maquiavelo: “Tan importante es el ser como el parecer”, es decir, la percepción de un hecho u acontecimiento. Felipe parece que rompe con Leoncio ahora o después.

LAS TRAICIONES. Los alcaldes que llegaron al poder con las siglas de Morena, seguramente no encontraron gente preparada en Morena y armaron su gabinete con cuadros procedentes de la ultraderecha panista y del PRD. Eso hicieron los ediles de Tecomán, Elías Lozano Ochoa, y la alcaldesa porteña Griselda Martínez. Hasta gente que hizo campaña a favor del panista Ricardo Anaya y por ende contra el tabasqueño López Obrador está en los gabinetes de los gobiernos municipales de Morena. Muchos de los funcionarios de Héctor Insúa, tras la derrota en las urnas, ahora emigraron a trabajar en las alcaldías de Morena en la zona costera del estado. Bien decía el cínico de Gonzalo N. Santos, el cacique potosino: “La moral es un árbol que da moras”. La congruencia ideológica y la lealtad a un partido político, son las grandes derrotadas en esta temporada de la política colimense. ¿Qué dirá el próximo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, de sus alcaldes en Colima que le dan chamba a sus enemigos políticos del PAN y del PRD? ¿O es la hora de dar marcha atrás a la congruencia y a las promesas de campaña? En fin, veremos la evolución de estos gobiernos de Morena que empezaron dándole la espalda a sus propios cuadros. Sólo el tiempo dirá si acertaron en su estrategia o cavaron sus tumbas políticas y si acaso su paso por el servicio público fue debut y despedida. Veremos qué sucede con Griselda Martínez, de Manzanillo; Elías Lozano, de Tecomán; Salvador Bueno, de Armería, y Alberto Carrasco, de Ixtlahuacán, y qué tan fieles van a ser a los ideales de Morena que los postuló y los ayudó a ser alcaldes. Por el PRI arribaron a las alcaldías de Coquimatlán, Guadalupe Benavides, y de Minatitlán, Lilia Figueroa. Por el PAN, Donaldo Zúñiga, en Comala, y, en Cuauhtémoc, Rafael Mendoza, el único que fue reelecto en las urnas, pero tiene pendiente -como espada de Damocles- una resolución del Poder Judicial de la federación que lo inhabilita por siete años. Rafael consiguió un amparo y ganó tiempo.

Comentarios

Notas Relacionadas