Los límites no los ponen los demás, sino uno mismo: Bruno Gutiérrez.

Infoecos/Colima

Bruno Gutiérrez Chávez, alumno del Bachillerato 4 de la Universidad de Colima, tras ganar el Premio Nacional de la Juventud 2018 en la distinción de Logro Académico, categoría “A”, para menores de 18 años, dijo en entrevista que este logro “representa un incentivo para seguir haciendo lo que me gusta y me brinda la oportunidad de transmitirle a otros jóvenes que, si se esfuerzan mucho, pueden lograr hacer grandes cosas”.

El premio lo recibió de manos del presidente Enrique Peña Nieto en la residencia oficial de Los Pintos, de la Ciudad de México, el martes 16 de este mes por la mañana.

Bruno Chávez dijo que este logro fue posible gracias al gran apoyo de sus padres, Leobardo Chávez y Patricia Chávez, y también al apoyo de instituciones como la UdeC y los comités estatal y nacional de Matemáticas.

Este premio, explicó, se lo dieron por sus logros en competencias de Matemáticas, tanto en el país como en el extranjero, pero también por su labor social: “Además de mis reconocimientos en las olimpiadas de Matemáticas, apoyo dándoles clases a los niños del club de Matemáticas en Colima”.

Recomendó enseñar Matemáticas desde la infancia y que los padres y amigos no estén diciéndoles siempre a los niños que esta disciplina es difícil: “Mi estrategia para que la gente sea buena en Matemáticas es verle el lado divertido a los problemas, que los niños los vean como un juego y no como algo tedioso”, comentó.

Dice que el dinero del premio será para financiar su carrera, ya sea en Ciencias o en alguna ingeniería, ya que quiere estudiar un posgrado en el extranjero porque le interesa, al terminar sus estudios, desarrollar una empresa tecnológica que fabrique equipo médico más barato y, de ser posible, mejor que el producido fuera del país, ya que ha visto cómo tienen que posponerse cirugías porque el equipo se descompuso y la pieza que falta es cara y tarda meses en llegar.

Quiere, adelantó, “desarrollar equipo idéntico y hasta mejor que el del extranjero, pero que sea cien por ciento mexicano, para bajar costos y contribuir a la economía del país”.

A los más jóvenes les recomendó que “si les gusta algo y es su pasión, luchen por ello, ya que siempre habrá personas que los apoyarán y otras que no, pero así es la vida. Hay que avanzar con lo que tienes y siempre luchar por ello. Quiero decirles que cada uno se pone los límites para trascender, que el límite no es lo que te digan las personas, sino el que uno mismo se pone”.

Bruno Gutiérrez ganó medalla de plata en la XVIII Olimpiada de Matemáticas de Centroamérica y El Caribe, y medalla de bronce en la Thailand International Mathematics Competition. En 2016 recibió el Premio Estatal de la Juventud y entrenó a la delegación de Colima que participó en la I Olimpiada Mexicana de Matemáticas para Educación Básica.

Comentarios

Notas Relacionadas