Obtiene surcoreana grado de maestra en Estudios Literarios, por la UdeC.

Obtiene surcoreana grado de maestra en Estudios Literarios, por la UdeC.

SUMARIO

Hansol Cho defendió la tesis “La contribución de los testimonios marginados a la memoria colectiva a través de El gran solitario, de René Avilés Fabila, y Días de primavera, de Chulwoo Lim”

Infoecos/Colima

Con una clara pronunciación del español, incluso con acento colimote, la surcoreana Hansol Cho culminó la Maestría en Estudios Literarios Mexicanos de la Facultad de Letras y Comunicación (Falcom) de la Universidad de Colima con la tesis “La contribución de los testimonios marginados a la memoria colectiva a través de El gran solitario, de René Avilés Fabila, y Días de primavera, de Chulwoo Lim”.

Después de tres años y nueve meses de intenso estudio del idioma y la literatura mexicana, Hansol Cho dijo que se observa como una persona totalmente diferente, con un horizonte cultural más amplio, un idioma más rico y un diploma de nivel de posgrado. En estos días ella prepara el retorno a su país para descansar un corto tiempo.

Hansol Cho, quien cuenta con la licenciatura en Lengua Española y Literatura Hispanoamericana por la Universidad de Dankook, en Corea, llegó a Colima con un nivel intermedio de español gracias a una beca de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

“Al llegar, mi español no era suficiente para expresar mi personalidad, no era yo cuando llegué”, dijo. Sin embargo, explicó que la percepción que tenían de ella los colimenses “era de una chica introvertida y antisocial, lo que no coincidía con la realidad.

“Soy muy sociable, hablo mucho, me gusta participar en clase… a veces demasiado. Y fue cuestión de tiempo reconocer que poco a poco adquiriría experiencia, conocimiento y confianza en el idioma”, agregó.

Hansol Cho compartió que hasta el año pasado el sistema educativo de Corea les asignaba un idioma al azar, entre el francés, alemán, el español y ruso: “Me tocó estudiar francés, pero me cambié a español porque lo consideré un idioma que se habla en 22 países y tenía más desarrollo en mi país”.

Durante su estancia, reconoció que las expresiones coloquiales fueron la parte más difícil de aprender: “Yo decía que no comía cilantro y la señora que me hospedó respondió: ‘¿a poco no?’, y no entendía por qué lo traducía de forma literal y no es así. Otra expresión es: ‘¡eso qué!’”.

De la gente de Colima dijo: “Es muy amable, no hay ambiente xenófobo y se siente el ambiente de provincia”. Para ella, ésta es una ventaja para quienes hacen movilidad de estudios y para quienes visitan el estado.

Además, reconoció el trabajo de la Dirección General de Relaciones Internacionales y Cooperación Académica (DGRICA) de la UdeC con la documentación, “que fue ágil”, a diferencia de otras universidades. “En la UdeC todo se arregló en menos de un mes”, dijo.

Al finalizar, dijo en tono emotivo que extrañará mucho Colima y que piensa regresar a México, pues metió solicitudes de empleo en la Ciudad de México, donde puede poner en práctica lo aprendido. Asegura que se adaptará bien en cualquier entorno.

Comentarios

Notas Relacionadas