Centros de Investigación, una de las fortalezas de la UdeC.

Infoecos/Colima

Durante la presentación de su libro La educación y las ciencias biomédicas en la Universidad de Colima como factor de avance social, Amador Contreras Torres afirmó que la investigación científica en la UdeC es una de sus fortalezas y ha formado parte de un extenso proceso para descentralizar la ciencia en México.

Precisó que este esfuerzo se generó en parte por la voluntad política de la Secretaría de Educación Pública, las intenciones del presidente Miguel de la Madrid Hurtado y la visión de futuro del rector de la UdeC (en aquel entonces), Humberto Silva Ochoa.

“Me consta que el licenciado Humberto Silva no escatimó en sus capacidades de gestión ante el Gobierno federal para lograr este alto propósito”, destacó.

Indicó que paulatinamente estos esfuerzos comenzaron a generar frutos con investigadores universitarios como Jesús Muñiz, Justino Pineda, Miguel Huerta, Antonio Sánchez Chapula y Alejandro Lizzardi.

La educación y las ciencias biomédicas en la Universidad de Colima como factor de avance social se compone de dos apartados, el primero es un ensayo de todo lo que ha sido el quehacer científico en la máxima casa de estudios, con énfasis en el área de las Ciencias Biomédicas.

En la segunda parte se ofrece una perspectiva sobre el mismo tema a través de entrevistas a los propios protagonistas de este esfuerzo, con la idea central de mover a la reflexión sobre la necesidad de que se invierta en la educación y en la investigación científica.

Amador Contreras ponderó que en la obra, al mirar la historia de las ciencias en la UdeC, queda clara la conjunción de diferentes elementos: visión de futuro, factibilidad académica y política para gestar los primeros centros de investigación científica.

En su intervención y en representación del gobernador Ignacio Peralta, el secretario de Educación, Jaime Flores Merlo, coincidió en señalar que la obra presentada da seguimiento puntual del quehacer científico de la UdeC desde el inicio de la década de los 80.

Mencionó que en aquel entonces, por la prospectiva de su entonces rector Humberto Silva Ochoa y la convergencia y el apoyo de la Secretaría de Educación Pública, durante el periodo presidencial del colimense Miguel de la Madrid Hurtado, se fundaron los primeros centros de investigación científica, entre ellos el Centro Universitario de Ciencias Biomédicas, objetivo central de la obra presentada.

Comentarios

Notas Relacionadas