Estado de los ESTADOS.

“Los políticos siempre hacen lo mismo: prometen construir un puente aunque no haya río”: Nikita Jruschov.

– Fin a la impunidad presidencial

– No se aprobaron siete cuentas públicas de Fox y Calderón

– Exigen a EPN explicar los 7.5 billones de deuda pública

– Miles de millones ejercidos en 2016 carecen de sustento

– Otto Granados R.: yo no fui, fue “el Pacto por México”

Sin tanta alharaca los senadores de Morena han estado trabajando en renglones en los cuales se sustentarán acusaciones y demandas en contra de quienes han abusado no solamente de sus respectivos cargos públicos, del poder, sino usaron el dinero como les vino en gana, saltándose normas y reglamentos, practicando un oscurantismo altamente reprobable. Contribuirán a incrementar su desprestigio los legisladores del PRI y del PAN al oponerse no solamente a dos iniciativas sumamente importantes para iniciar el camino contra la corrupción y la erradicación de la impunidad y al rechazar dictámenes, sino al pretender defender a quienes simplemente no tienen defensa, dadas las pruebas existentes sobre malos manejos de las arcas nacionales.

Empezaron a revisar lo hecho y no hecho en la Cámara y resulta encontraron que cuatro de los seis años de mandato foxista carecen de aprobación sobre el ejercicio de la cuenta pública: 2003, 4, 5 y 6, olímpicamente fueron exentados de revisión. La mitad del sexenio de Felipe Calderón tampoco fue revisado y por lo tanto no se aprobaron los números presentados por su gabinete como reporte público. En este par de ex presidentes no se detuvo la revisión. Enrique Peña Nieto no logró le aprobaran la cuenta del 2016 ante la existencia de un dictamen en el cual se exigen explicaciones sobre el aumento de la deuda pública hasta llegar a 7.4 billones de pesos, misma que, actualizada, suma cerca de diez billones de pesos.

La Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública reportó: EPN no comprobó, de entrada, la utilización de 103 mil 377 millones de pesos, es decir el equivalente a la cantidad tantas veces publicitada como “la gran pérdida” por la cancelación del NAIM. Existen subejercicios, se menciona también a la “Estafa Maestra”. En otros renglones, subrayan, no cumplió el titular del Ejecutivo con las metas de crecimiento y recaudación, privilegiando la discrecionalidad en el gasto. Los diputados del PRI y del PAN consideraron los señalamientos de los auditores como un dictamen introductor de elementos políticos, por lo tanto, votarán en contra.

Si bien este reporte ha merecido jornadas de intensa labor de los morenistas, no se detuvieron en inspeccionar el pasado. Elaboraron una iniciativa para reformar el Artículo 108 Constitucional para que el presidente de la República en funciones pueda ser juzgado por los delitos contra la humanidad, por actos de corrupción y fraude electoral. Mencionan también modificar el título cuarto del mismo Artículo para especificar que, junto con el Ejecutivo Federal, puedan ser juzgados, cuando sea comprobado por la autoridad competente, los altos funcionarios, es decir los titulares de diversas dependencias y, obviamente, los miembros del gabinete. Según el senador Salomón Jara Cruz, el objetivo es eliminar todo tipo de inmunidad por el cargo que se ostenta y, en el caso de actuaciones indebidas e ilegales, evitar se caiga en una notable impunidad o lo que muchos autores llaman “irresponsabilidad presidencial”.

La otra iniciativa es para reformar el Artículo 22 de la Carta Magna en materia de extinción de dominio, con lo cual se pueda combatir la corrupción y establecer un margen para ser juzgado. Se busca agregar a la corrupción delitos como: abuso de autoridad, ejercicio abusivo de funciones, tráfico de influencia, cohecho, enriquecimiento ilícito y delitos cometidos por servidores públicos contra la administración de justicia. “El Poder Legislativo no debe ser omiso en proponer adecuaciones al marco jurídico vigente que atiendan de mejor manera estos lamentables hechos”, sostuvo el legislador morenista Oscar Eduardo Ramírez.

Habrá de terminarse esa tranquilidad con la cual a diario se reciben los reportes sobre decenas de crímenes y desaparecidos, como si no se tratara de la deshumanización de nuestro entorno, la cual se extiende a las cifras: billones, miles de millones, cientos de millones, propiedades majestuosas, fortunas incalculables que se reportan, se denuncian a diario y no pasa nada. Un ejemplo son los mil millones desaparecidos en CAPUFE, la caja chica de Peña Nieto, cuyo monto es producto del cobro de peaje en las casetas, captación que debe ser depositada en Banobras, Sin embargo y pese al transcurrir de dos años, este dinero no ha sido recibido por el Banco, en donde, cómplices al fin, no han hecho ningún reclamo.

Al sumar las cifras de malos manejos, de desaparición de dinero, de abusos e inclusive sobre los más de 35 mil millones utilizados por EPN sin aprobación de los diputados, las cifras son mucho muy superiores a cualquiera de las mencionadas como “graves daños” por la cancelación del NAIM. Hubo reacciones fuertes de otros empresarios ajenos a la farsa de quienes, afectados en sus intereses, reclaman siga adelante la faraónica obra, sobre las reacciones de las calificadoras.

Sin embargo ésta tiene una explicación muy clara: ¿genera confianza un país en donde los inversionistas nacionales anuncian crisis y todo tipo de males por cancelar una obra? ¿Está tan débil su economía como para lanzar al extremo calificativos y alertas? Son ellos, los empresarios a quienes ya todos conocemos los causantes de semejantes reacciones y no la consulta ni el dar por terminada una obra rechazada durante tres sexenios.

Por lo pronto y ante la posibilidad de interponer demandas todos aquellos “afectados” al no ver vigencia en sus contratos sino hasta llegado el primero de diciembre, AMLO convocó desde la mañana de ayer a un buen número de empresarios para reforzar las instrucciones giradas a la Comisión encargada de hacerles llegar un panorama completo de la estrategia aeroportuaria a seguir. Por su parte, Julio Scherer, próximo consejero jurídico de presidencia asegura no ha presentado ninguna impugnación por parte de los quejosos.

 

DE LOS PASILLOS

Después de presenciar la comparecencia del titular de la SEP, Otto Granados Roldán, encargado de la comunicación en el sexenio de Carlos Salinas, quien tuvo a bien convertirlo en gobernador de Aguascalientes, no sabe uno si sentir una gran lástima por el pobre multibillonario Enrique Peña Nieto. Con ese gabinete francamente no podía hacer nada más que dinero y tal vez por eso se empeñó tanto en cumplir con la promesa hecha ante sus íntimos: seré más rico que Carlos Slim… Resulta ser que el sucesor de Aurelio Nuño, se lavó las manos frente a los legisladores señalando: la reforma no es mía “es producto del Pacto por México”. Ni los 14 vasos con agua ingeridos inclusive cuando hacía uso de la palabra lograron apaciguar el nerviosismo producido ante la gritería casi permanente: “¡ya cayó, ya cayó! Referidas ésta y otras, obviamente, a la reforma educativa.

Lo invitamos a visitar nuestra página www.liliaarellano.com

Esperamos sus comentarios al correo: Lilia_arellano@yahoo.com;

Facebook.com/Liliaarellanooficial – Twitter @Lilia_Arellano1

Disfruta de los programas que tenemos para ti en nuestro canal oficial de Youtube.com/liliaarellano

Comentarios

Notas Relacionadas