Peña Nieto, amparado por la SCJN.

El amparo otorgado al Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, para no ser procesado por la justicia del estado de Chihuahua es un acto inédito en la política mexicana, ¡hágame favor estimado lector! ¿Cuando se había visto que un Presidente de la República fuera iniciado a proceso por posibles violaciones a las leyes estatales o federales? Que yo recuerde, ningún Presidente antes y después de la Revolución de 1910 termina su mandato con un amparo en la bolsa para evitar la justicia, los antecedentes inmediatos sobre este hecho son la retención por unos días del entero a la Tesorería de Chihuahua de un aproximado a los 900 millones de pesos por participaciones federales, los cuales se negaba a entregar el secretario de Hacienda y Crédito Público para negociar con el Gobernador norteño la entrega del expediente penal en contra de quien fue secretario General Adjunto del PRI acusado de corrupción por 240 millones de pesos del erario público de Chihuahua, la entrevista del Gobernador chihuahuense y el secretario de Hacienda publicada en la prensa nacional, allá por los meses de julio y agosto del presente año, da cuenta de la rispidez de la entrevista y de amenazas cruzadas entre los dos funcionarios, a los pocos días, después de la presión política ejercida por el gobernador Corral la SHCP cede la entrega de las participaciones retenidas y las amenazas del Gobernador se cumplen en denuncia presentada ante la autoridad competente en donde señalan como probables responsables al C. Presidente de la República y su gabinete, de seguro la oficina Jurídica de la Presidencia encontró alguna posibilidad para ser citado el Presidente y opta por solicitar amparo ante la Suprema Corte quien lo concede a principios de esta semana, ante este hecho inédito, valen los siguientes comentarios:

En los últimos años el federalismo mexicano está tomando el peso político necesario para una verdadera autonomía de los estados de la República, como lo demuestra el ejemplo antes narrado, todo parece indicar que algunos Gobiernos estatales están tomando en serio la autonomía de las entidades para hacer justicia cuando se afecten los intereses estatales, sabemos cómo en la era priista del carro completo las entidades federativas y sus gobernadores eran simplemente unos lacayos del Presidente de la República y el Presidente hacía de los Gobiernos estatales, simplemente lo que se le antojaba, al iniciar los gobiernos de partidos diferentes al PRI, poco a poco se están recuperando las autonomías estatales hasta el ejemplo del gobernador Corral que obliga a Peña Nieto a solicitar amparo de la Justicia federal, era obvio recibir el amparo de la Justicia federal, todos los mexicanos sabemos cómo la impunidad de todos los funcionarios del Gobierno federal se inicia con el Presidente de la República a quien únicamente lo pueden juzgar por tracción a la Patria, ahora el presidente electo ha anunciado enviar iniciativa de ley para agregar los delitos de corrupción y fraude electoral por los que podrá ser juzgado el Presidente de la República.

El pelito de Corral vs Gobierno federal de inmediato fue desactivado por Peña Nieto y le devolvieron a la Tesorería de Chihuahua hasta un poco más de lo reclamado, a tiempo se dio cuenta el Presidente Peña, lo peligroso para la Federación mantener esa controversia que bien podría llegar hasta separar al estado de Chihuahua de la Federación y eso de ninguna manera le convenía al actual Presidente, por ello, le entregaron a Corral el dinero reclamado.

Las autonomías estatales o un federalismo coordinado entre Gobierno estatal y Gobierno federal pasa por una etapa de recomposición de poderes, es el caso de AMLO quien en parte desaparecerá la Delegaciones federales para dejar un solo delegado general del Gobierno federal en cada entidad, en realidad no tienen razón de ser las Delegaciones federales, se supone administran en cada estado las aportaciones del Gobierno federal a cada entidad, es una forma de someter a cada Gobernador y sí ya está desapareciendo la figura presidencial como preponderante en la vida política de México, ¿Qué caso tiene mantener una Delegación para canalizar la inversión federal? Lo lógico sería, desparecer del Presupuesto de Egresos de la Federación las Aportaciones a las entidades y aumentar las Participaciones para que sea cada estado quien asigne toda la inversión fiscal en cada territorio estatal.

Notas cortas

El Dr. Noval Director del API- Manzanillo dice obtener el segundo lugar nacional en ingresos por servicios portuarios, bueno fuera para los manzanillenses obtener también el segundo lugar en beneficios de todas las aduanas de México, la Federación obtiene una aproximado a los 500 mil millones de impuestos generados por la aduana ¿hasta cuándo Manzanillo tendrá lo suficiente para mejorar vialidades que dañan a diario los más de 2000 tráiler que sacan mercancías del Puerto?

Comentarios

Notas Relacionadas