Celebramos “La Revolución”.

Cuánto se ha escrito de la gesta histórica, de Francisco Villa, como el caso de Paco Ignacio Taibo II, quien con base en su biografía del Centauro del Norte, se animó a conducir un trabajo para la televisión. Pero, pronto se borró. Fue importante la actuación de mujeres como la de las Adelitas, Marietas, Valentinas y Soldaderas. En ese tiempo, era otro el papel de los periodistas, los maestros y enfermeras, los informantes y los promotores de ideas liberales; de las madres y las mujeres, como esposas y familiares de los caudillos. Solamente contaban los hombres y hasta en actuaciones importantes, las mujeres, actuaciones que se las achacaban a los hombres.  Amplia investigación documental, hemerográfica e iconográfíca se estrenó en la TV de México. Nos dice Luis Felipe Tovar: Cuando empecé a revisar documentos de los juicios políticos a los caudillos, en los archivos judiciales de las casas de cultura, comencé a encontrar cosas de las hermanas las parientes y esposas de los caudillos y me pregunté dónde estaban estas, mujeres.

Francisco y Madero, las hermanas de Zapata; dónde estaban esas mujeres intelectuales que habían tenido participación diferente, entregas de comprobantes, ayudas para  declaraciones  y no aparecen en los corridos, las fotografías y documentos que se publican. Lo que me importa, no es criticar conductas históricas ni culpar a autoridades, sino que quede claro que en la historia, la de 1950 pudieron emitir su voto, en las elecciones, las mujeres y después, hubo puestos gubernamentales,  gobernados por mujeres; se les dio importancia en asuntos nacionales.

Carmen Serdán, siempre, sólo era la hermana de Aquiles, pero es ella la que en la realidad hizo frente al movimiento revolucionario; porque Aquiles pasó mucho tiempo en la cárcel, se fue a Estados Unidos con Madero y murió el 18 de noviembre de 1910, antes de que iniciara la Revolución.  Carmen, con su esposo político, realizó la Revolución de Puebla. Muchas mujeres, trabajaron al lado de Carranza en la elaboración de algunos artículos de la Constitución, pero no lograron el voto femenino en ese momento con Carranza, en 1917. Cruz Navarro encontró mucho.

Cuántas heroínas de ese tiempo. Las mujeres estaban acostumbradas a una vida de élite. Pero,  fueron mujeres que, sin tener una conciencia de disputa feminista, tenían clara conciencia de lucha social y que las desigualdades eran tremendas. Recordemos que ha habido emperatrices, reinas, presidenta, mujeres inteligentes y poderosas, capaces de gobernar. Todos los humanos somos responsables del dominio, de quitar o poner, no importa el sexo. Se les dijo a Adán y Eva: Dominen la tierra, sométanla.

La Revolución Mexicana, fue un movimiento de hombres y mujeres.  Los hermanos Flores Magón pasaron 10 años en la cárcel,  varones y mujeres; luchadores; las mujeres, soldaderas anónimas, bravas, alientes y admirables. Elaboraron algunos artículos de la Constitución, pero quedaron fuera porque no lograron el voto femenino. Era fuerte todavía  el “los que mandamos somos los hombres”. Algunas luchadoras, fueron encarceladas; pero eran valientes y admirables, como María Talavera y Flores Magón. Tuvieron papel importante al relacionarlos con esposas de los dueños de los periódicos estadounidenses y actuaron al margen de la Revolución, pero Estados Unidos le retiró, cierto apoyo, a Porfirio Díaz; financiaron  cárceles para sacar presos.

Qué grandes Francisco Villa, Flores Magón, Aquiles Serdán, Francisco y Madero, Emiliano Zapata. Qué importantes Gabriela Cano, Patricia Galeana, Marta Lamas, Guadalupe Loaesa, Josefina Macgregor,  Rosalía Velasco, Irene Azuela.  Hombres y mujeres tuvieron gran actuación en Estados Unidos. Hombres y mujeres, mexicanas, demostraron que eso de la revoluciones son desviaciones, di lo que gustes. México es el país que hagamos, que este o aquél país tienen la culpa, pues defiéndete o mejor cállate. Ve quien eres, qué necesitas, qué puedes o debe hace. Críticas y lamentos, en nada ayudan, es mucho lo que estorban.

Celebramos con cantos, desfiles, mariachis, cohetes y aplausos La Revolución Mexicana. Pero urge que veamos si estamos dispuestos a la lucha a los cambios, a la valentía que se tuvo en México. Vivamos “La Revolución”.

Comentarios

Notas Relacionadas