¡Ya pa’ qué!

Tarea Política

Después del amancebamiento que los senadores panistas vivieron con sus colegas priistas a quienes se entregaron en cuerpo, alma y corazón, aprobándoles todas las reformas estructurales peñanietistas salvo la fiscal, el valiente rey de chocolate, Jorge Luís Preciado Rodríguez, ha roto lanzas en contra de los perversos tricolores alegando que el gobierno de Enrique Peña Nieto tiene una “estrategia” para desprestigiar a panistas como el gobernador de Sonora, Guillermo Padrés Elías, el propio casinero coquimatlense, el panista queretano que llamó “simio” al futbolista brasileño Ronaldinho, los diputados federales panistas que convivieron sanamente con mujeres de clara reputación en BCS, los invitados a fiestas similares para senadores de la misma filiación partidista a cambio de sus votos, los golpeadores de Fortaleza, Brasil 2014, los disfrazados de nazis, etc., etc.

De todos los males de Micaela, Madero Muñoz ya había culpado a los medios de comunicación que “tratan de decir engaños, con pedazos de verdad, construir una historia perversa: que el PAN es tercera fuerza electoral, que el PAN es un partido dividido, que 12 años de gobierno fueron una acto fallido en la historia de nuestro país y que no hubo logros; que el partido es un partido inundado en la corrupción, que hay una desbandada de militantes, que no tenemos rumbo, que hemos estado a punto de perder el registro, que somos un partido mocho, fascista, conservador”, puras mentiras inducidas por el perverso PRI con el que ahora se divorcia a través de Preciado Rodríguez después de que lo ha dejado bueno pa’ arrastre.

Don Gustavo acepta y concede que al interior de este instituto político sí existe corrupción, pero nomás poquita, en proporción de uno a cinco respecto del PRI, por lo que para combatirla sus legisladores federales establecerán “ reglas claras en el decreto correspondiente al Presupuesto de Egresos 2015 para que todo el dinero, todas las asignaciones, queden muy claramente visibles y se les pueda dar un monitoreo y seguimiento en su asignación particular en cada uno de los estados”, mismas que no le harán ni cosquillas porque, como ya lo estableció con total claridad y convicción el presidente Peña, la corrupción es cultural, algo así como una ley de usos y costumbres propia de la idiosincrasia mexicana.

El rompimiento de los senadores panistas con sus homólogos priistas no los libra del desprestigio político ni del rechazo ciudadano que a pulso se ganaron al haberse amancebado de manera tan pecaminosa, llega demasiado tarde, cuando es ya irrelevante separarse o seguir ayuntados, pero ante el temor de recibir el voto de castigo el domingo 7 de junio de 2015, desesperados, fingen demencia y repudian el maridaje. Pasado el proceso electoral regresará el romance. Si no, al tiempo.

 

EL ACABO

Por supuesto que el rompimiento del buscabullas Preciado Rodríguez no llegará hasta Colima donde sigue cooperando con el PRI en la siembra de cizaña para fastidiar a los cuadros del panismo colimense electoralmente más competitivos como Virgilio Mendoza Amezcua, Gabriela Benavides Cobos, Leoncio Morán Sánchez, Salvador Fuentes Pedroza, Yulenny Guylaine Cortés León y Daniel Cortés Carrillo, por ejemplo, labor en la que es auxiliado por Pedro “el más priista de los panistas” Peralta Rivas.

El tiro les saldrá por la culata a quienes caigan en la tentación de irse por la vía fácil de denunciar a comunicadores incómodos, como el editor del periódico virtual noticiastecoman.com, Belisario Romero.

 

José Luís Santana Ochoa

Comentarios

Notas Relacionadas