Gonzalo Casta

Gubernatura se decidirá en Tecomán, por los limoneros

Gonzalo Castañeda:

Sumados a otros movimientos auténticamente apartidistas y ciudadanos, Consejo Limonero puede contender por todos los cargos

Infoecos/Colima

“No hay duda que Peña Nieto va a designar al candidato del PRI a la gubernatura, pero quienes vamos a definir la elección de gobernador somos los integrantes del Consejo Limonero, porque en Tecomán, Armería y en amplias zonas de Manzanillo la organización tiene presencia en miles de productores y campesinos”, advirtió Gonzalo Castañeda Bazavilvazo.

Como presidente del Consejo Limonero (CL) que nació hace cerca de un año para exigir apoyos económicos que permitieran salvar a un cultivo que parecía condenado a desaparecer por el HLB, Chalo Castañeda subrayó que “nosotros vamos a determinar quién va a ser el próximo gobernador, y no es jactancia sino una verdad absoluta”.

Fundamentó su dicho al afirmar que el CL “es el movimiento ciudadano y social más importante de lo que va en este siglo, el de mayor trascendencia tanto social como económica porque, gracias a las acciones de esta lucha logramos rescatar un cultivo que habían condenado a desaparecer en el estado de Colima algunos funcionarios y autoridades, con la pretensión de plantar una alternativa que no era conveniente pero que, seguramente, iba a representar negocio para algunos de ellos: sustituir los limones con cañas”.

Y ahora el Consejo Limonero pasará al ámbito político “porque, como le consta a la población, los ciudadanos no somos tomados en cuenta, no somos escuchados, no tenemos espacios, se nos niegan. Y, para combatir todo eso, tenemos que tener una importante presencia en ayuntamientos, el Congreso del Estado y en la Cámara de Diputados federales, donde la representación que los ciudadanos reclaman la ocupan apátridas y vendepatrias”.

COMPETIR POR LOS PRESUPUESTOS:

Tras describir al CL como “una fuerza ciudadana real, formada no por simuladores con la pretensión de volver a tener cargos públicos, aun cuando ya los tuvieron algunos de ellos y no hicieron nada por la gente, pues fracasaron como representantes populares”, en aparente alusión al movimiento 100 por Colima, consideró importante participar en política porque:
“Si no participas en política ni tienes un cargo público, si no tienes una representación en la administración pública o en la legislación, cuesta mucho trabajo competir, porque la competencia es hasta por los presupuestos, hacia donde los direccionan”.

Abundó al decir que “los recursos para el campo son selectivos, clasistas, están direccionados. Y nosotros tuvimos que pelear palmo a palmo lo que en justicia nos correspondía. Aquí mismo, a Colima, vino a decir el secretario de Agricultura [Enrique Martínez], en diciembre del año pasado, que le daba mucho pesar darse cuenta que casi en un 90 por ciento de los apoyos al campo se quedaban en los tres niveles de gobierno”.

Las elecciones de 2015, dijo Castañeda Bazavilvazo, son “nuestra gran oportunidad de hacer algo como plataforma política, sumados a otros movimientos cívicos que realmente tengan un contenido social, que no digan que son apartidistas cuando han llevado por años las siglas de uno o varios partidos en la frente”.
Y expresó que si las últimas elecciones a Gobierno del Estado se han definido en esa zona de Tecomán, Armería y Manzanillo, “ahora no será la excepción, pero lo hará el Consejo Limonero a quien la gente va a respaldar porque los productores tuvimos la capacidad de organizarnos y demostrar que podíamos echar abajo la patraña de la autoridad de designar hasta quién nos representara en las asociaciones de productores”.

CAPACIDAD DE MOVILIZACIÓN:

Al hacer un resumen de lo que han sido las acciones del CL, Chalo Castañeda recordó que “las manifestaciones que hicimos tuvieron una gran repercusión: cuando tomamos el Congreso local en dos o tres ocasiones, cuando bloqueamos la autopista por nueve horas con cuatro mil gentes, y demostramos que estamos dispuestos a defender al cultivo más representativo del estado, como es el limón, que genera más de 20 mil empleos.

En cuanto a quiénes serían sus candidatos, aseguró que “el Consejo Limonero tiene gentes de calidad, con capacidad de gestión y negociación como para llegar a sentarnos con el propio Secretario de Agricultura, en su despacho, con las autoridades de más alto nivel en el país, y con quienes tenemos apertura total porque demostramos que lo que estábamos haciendo era lo conveniente para rescatar el sector económico más importante del estado”.

Por fortuna, dijo Chalo, “encontramos funcionarios a nivel nacional que entendieron la lucha de nosotros. Y la repercusión de todo eso ya se vio en la historia del sector agropecuario. Basta preguntar, primero, ¿qué dirigencia había logrado escalar los niveles de autoridad a los que ha llegado el Consejo Limonero, para dialogar y establecer negociaciones que vengan a beneficiar a miles de productores y trabajadores del campo?”
Castañeda Bazavilvazo reconoció que este movimiento surgió como reacción a las autoridades del sector. “Con las acciones que tomaron ellos al designar seudorrepresentantes de los productores, dirigentes dirigidos, estaban condenando que a la gente no le llegaran apoyos. Mientras el Consejo Limonero está haciendo llegar el cien por ciento de los apoyos a los productores, con ellos el 90 por ciento se quedaba en el 10 por ciento de los productores”.

En ese sentido, “nada más por la conveniencia, trabajadores productores comerciantes y toda la gente que depende directa o indirectamente de la actividad económica relacionada con el cultivo del limón, que es el 90 por ciento de la gente de Tecomán y Armería, no cometerían otra vez el error de seguir respaldando a los mismos que los condenaron al hambre, a los que convirtieron a la capital mundial del limón en un municipio donde se aplica la Cruzada Nacional contra el Hambre”.

Para atajar esa situación, el Consejo Limonero está “afinando un megaproyecto que, en los próximos tres, cuatro o cinco años, va a revolucionar la agricultura, va a rescatar 25 mil hectáreas de limón, pretendemos llegar a los 10 millones de árboles y rebasar el millón de toneladas de producción, creando 40 mil empleos y duplicando el ingreso de los productores”.

“Que no me vengan a mí con la idea de que traer ensambladoras va a ser la solución; puede ser una alternativa, pero no la solución que es rescatar el cultivo del limón y, con ella, la actividad agropecuaria en esta región y en todo el estado”, insistió Chalo.

“Se puede hacer y, de esta manera, fortalecer la economía tomando acciones como las que ha tomado el Consejo Limonero, no maquillando las cosas, con individuos que cobran en el Gobierno del Estado y además aparecen como representantes de los productores”.

Y en clara referencia a Oscar Ávalos, director de la Comisión Estatal del Agua y presidente del Consejo Estatal de Productores de Limón, dijo que “ellos solo sirven ahí para establecer complicidades con autoridades y funcionarios, para disfrazar resultados y disponer en camarillas de los recursos”.
AUTÉNTICO GRUPO CIUDADANO:

Finalmente, ante la comparación con otros grupos de acción política que se declaran apartidistas y cívicos, Gonzalo Castañeda insistió en que “nosotros sí somos ciudadanos, sí podemos hablar de independencia absoluta, de ser candidatos independientes, sí podemos hablar de ser apartidistas. No somos simuladores, somos gente que ha estado ahí cuando la gente ha enfrentado problemas graves.

“Lo hicimos con la Unión Cívica y con el Barzón cuando la gente estuvo amenazada de perder sus propiedades con los bancos, financieras o agiotistas y usureros. Organizamos un gran movimiento de defensa del patrimonio de la gente, y logramos rescatar a miles de familias colimenses.

“No pudimos rescatar a todas precisamente por las legislaciones federales. Esa dupla de partidos a la que llamamos PRIAN (por PRI y PAN) han ido modificando códigos mercantiles y civiles para favorecer el agio, la usura y el abuso de los bancos. Y en los últimos años se les ha sumado el PRD”.

Remató diciendo que “los ciudadanos no tenemos una representación genuina, casi siempre [las diputaciones] las proponen esos dos partidos que han establecido el maridaje, y la mayoría de esas leyes son contra la población”.

Por eso, “esta es una gran oportunidad para que los ciudadanos, aprovechando la plataforma que ya tiene construida el Consejo Limonero, podamos sumar y convertirnos en una fuerza tan grande como para participar en todos los cargos de elección popular”.

Adalberto Carvajal

Comentarios

Notas Relacionadas