Varado en un estrecho camino de terracer

Varado en entronque de terracería

El caótico tráfico en la carretera Jalipa-Manzanillo ha provocado que algunas personas tratando de evadir el maremágnum camionero, generen alternativas, sin embargo estas oportunidad también han sido aprovechadas por los transportes terrestres, aunque en el más reciente caso, el camionero en el pecado llevó la penitencia.

Y es que el armatoste de acero quedó varado en el improvisado camino y para colmo otro que venía atrás, también quedó detenido, ya que lo sinuoso del angosto camino impedía una maniobra de reversa.
La situación llegó a tal extremo que fue necesaria la presencia de la Policía Federal.

Con apoyo de una grúa el camión fue finalmente remolcado a la carpeta asfáltica sobre el libramiento de El Naranjo, mientras que los efectivos federales resguardaban la zona para evitar otro accidente.

Lo peor de todo, al menos para el operador del camión, es que la maniobra la realizó en plena tarde del sábado, cuando la arteria normal Jalipa-Puerto, se encuentra totalmente libre de tráfico, pero por evitar la vuelta en el semáforo del motel Pacífico y ahorrarse unos metros, termino en el penoso atolladero.

Antonio Vázquez López

Comentarios

Notas Relacionadas