H

Auditorías Fiscales

En la reforma fiscal para 2014 se incluyó en el Código Fiscal de la Federación la figura jurídica de “Acuerdos conclusivos”, que buscan “ofrecer todas las facilidades a los contribuyentes para regularizar su situación fiscal”, proponiéndose como un medio alternativo para la solución anticipada de actos de fiscalización (auditorías), con la participación de la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon), la misma que en días pasados abrió su delegación en Colima.

Este procedimiento permite al contribuyente tener un acercamiento con el SAT, acompañado de un organismo defensor de los Derechos Humanos del Contribuyente, desde el momento en que es objeto de una auditoría fiscal y hasta antes de que se les notifique la resolución que determine un crédito fiscal derivado de esa auditoría.

El Artículo 69-C, del Código Fiscal de la Federación señala que, cuando los contribuyentes de impuestos federales sean objeto del ejercicio de las facultades de comprobación de las autoridades fiscales (visita domiciliaria, revisión de gabinete y la nueva modalidad de revisiones electrónicas, llamadas comúnmente como “auditorías fiscales”) y no estén de acuerdo con los hechos u omisiones asentados por el fisco en la última acta parcial, en el acta final, o en el oficio de observaciones, que puedan establecer un incumplimiento de las disposiciones fiscales, podrán estos optar por solicitar la adopción de un acuerdo conclusivo con la intervención de la Prodecon.

Una vez recibida la solicitud por la Prodecon, esta requerirá al SAT para que en un plazo de veinte días manifieste si acepta o no los términos en que el contribuyente plantea el acuerdo conclusivo; los fundamentos y motivos por los cuales los rechaza o en su caso exprese los términos en que procedería a aceptar el acuerdo, debiendo acompañar la información y documentación que considere relevante sobre la calificación de los hechos u omisiones a los que se refiera la solicitud.

Una vez recibida la contestación de la autoridad en sentido positivo, la Prodecon elaborará el proyecto del acuerdo en un plazo de siete días para que en un término de tres días hábiles las partes hagan las observaciones que crean pertinentes; una vez desahogadas estas, se citará al SAT y al contribuyente para la firma del acuerdo conclusivo.

Si la autoridad no está de acuerdo con la propuesta del contribuyente, la Prodecon emitirá un acuerdo en donde identificará y relacionará los hechos u omisiones consignados en la revisión y la calificación que efectúa la autoridad, verificando que los términos planteados estén en armonía con la legislación fiscal aplicable y a los derechos del contribuyente. Dicho acuerdo será notificado al SAT y al contribuyente para que estos señalen si aceptan o no esa propuesta, pudiendo convocar a mesas de trabajo.

Si se logra la aceptación de las partes, la Prodecon elaborará un proyecto del acuerdo para que se hagan las observaciones correspondientes y tomadas en cuenta estas se citará a las partes para la suscripción del acuerdo conclusivo.

Si el SAT no acepta, la Prodecon verificará si los fundamentos y argumentos hechos valer por la autoridad resultan legales y no vulneran los derechos del contribuyente, dentro de un plazo de diez días, si la Prodecon resuelve que los fundamentos y argumentos expuestos por el SAT para rechazar el acuerdo conclusivo no se apegan a derecho, hará constar los razonamientos respectivos en el acuerdo de cierre del procedimiento, el cual se notificará a las partes.

Este procedimiento resolverá en gran parte los diferendos entre los criterios, muchas veces obtusos, del personal de fiscalización y los contribuyentes, pero además, en caso de someterse a este procedimiento se condonara al contribuyente por primera y única ocasión el cien por ciento de las multas que se haga acreedor.

Por último, debemos recordar que este procedimiento también deberá ser aplicado, en caso de procedimientos de fiscalización realizados por la Secretaría de Finanzas del Estado cuando se refiera a impuesto federales.

La Prodecon es nueva en Colima, si eres contribuyente es importante que te enteres de todos los servicios que como protector de tus derechos te puede brindar. En lo personal conozco a la procuradora Diana Bernal y me consta que es una persona sumamente comprometida con la tutela de los derechos de los contribuyentes.

hromero@correduria58.com

Héctor Romero Fierro

Comentarios

Notas Relacionadas