Investiga PGJE presunto hostigamiento contra los padres de Alitzel

Infoecos/Colima

El titular de la Procuraduría General de Justicia del Gobierno del Estado (PGJE), Marcos Santa Montes, confirmó que está abierta una investigación relacionada con las presuntas amenazas que han sufrido los padres de la joven Alitzel, quien fuera asesinada el pasado 20 de julio.

Los padres de la jovencita asesinada afirmaron que los presuntos asesinos los hostigaban así como también a los testigos del caso.

“Tenemos radicada la investigación con motivo de estos hechos, cualquier persona que sea víctima de este tipo de delitos motiva una investigación, de acreditarse se ejercerá acción penal contra los responsables”, recalcó.

Sin embargo, confirmó que los denunciantes (padres de Alitzel) no han solicitado seguridad personal, y mencionó que la sentencia de los presuntos asesinos podría emitirse en un año, ya que el tema está en manos del Poder Judicial, donde se encuentra en la etapa de instrucción, lo que significa que las partes apenas están aportando las pruebas del caso.

“En cuanto el Poder Judicial tenga los elementos suficientes, habrá de emitirse lo inherente sobre la responsabilidad penal o no de los presuntos responsables”, acotó.

Sin embargo, mencionó que de acuerdo con las pruebas que la institución de procuración de justicia aportó al caso, se podría asegurar que los ahora detenidos son los homicidas de Alitzel.

Cuestionado respecto al caso de la menor Kassandra Reyes, que fue reportada como desaparecida en Manzanillo desde el pasado 3 de septiembre, el procurador indicó que se emitió la alerta hasta después de casi un mes debido a que la persona que denunció en primera instancia aportó información y el Ministerio Público no consideró que se encontraba en riesgo la integridad de la joven.

“Pero cuando volvió a comparecer días después manifestó su temor de lo que pudiera ocurrirle a su hija y en ese momento se emite la Alerta Amber”.

Santana Montes aseguró que “no hubo ninguna irregularidad en la aplicación del protocolo, pues se debe tener claridad que no necesariamente cuando se presenta una denuncia por desaparición debe activarse”.

De acuerdo con el procurador, prácticamente todos los días del año se reciben en las mesas de trámite entre dos y tres denuncias por desaparición de menores.

Indicó que en la mayoría de los casos, los menores denunciados como desaparecidos son localizados a los dos o tres días de que se reporta su desaparición.

El funcionario estatal aclaró que no todas requieren de activar la Alerta Amber, puesto que no todas cumplen con los criterios establecidos para ello.

Recalcó que uno de los criterios para que se active la Alerta Amber, es el que exista información de que el menor desaparecido corre peligro de perder la vida o está en riesgo su integridad física.

Arturo Aguilar Huerta

Comentarios

Notas Relacionadas