Retomar proyecto del  Puerto Seco para  despresurizar Manzanillo, propone M.A. Aguayo

Infoecos/Colima

Al ser cuestionado sobre la posibilidad de que se cancele el proyecto del Puerto Seco en Tecomán, el diputado federal Miguel Ángel Aguayo López, quien como rector de la UdeC firmó los contratos respectivos, reconoció que esa decisión le corresponde tomarla al actual rector, José Eduardo Hernández Nava, pero aseguró que su instalación aún resulta viable para atender y quitarle presión al recinto portuario en Manzanillo.

Añadió que al desincorporar o desconcentrar los trabajos de la aduana hacia Tecomán, con una infraestructura a bordo de la autopista y de la línea del ferrocarril, sería una buena opción para aumentar la productividad del puerto, en lo que se relaciona con el traslado de contenedores.

“Ojalá y pudiera retomarse en el futuro el proyecto del Puerto Seco como una medida para complementar la competitividad del puerto. Debería reconsiderarse desechar este proyecto”, ponderó.

Indicó que en la Cámara de Diputados los legisladores por Colima, incluidos Francisco Zepeda y Arnoldo Ochoa, sostienen pláticas para ver hasta donde se puede actualizar el proyecto para hacerlo viable.

Recordó que para iniciar el proyecto del puerto seco se habían cedido en comodato a una empresa particular, un terreno de 80 hectáreas cerca del crucero de Tecomán, las cuales nunca han dejado de ser propiedad de la UdeC y que regresarían a su poder en cuanto terminara la vigencia del contrato.

Como secretario de la Comisión de Educación en la Cámara de Diputados, Miguel Ángel Aguayo se refirió al conflicto al interior del Instituto Politécnico Nacional y descartó que al interior de la UdeC haya condiciones para que estalle un movimiento similar entre los estudiantes o entre los trabajadores, por la conformación de una nueva central sindical.

“Lo que quisiera es que cualquier situación existente se arreglara a través del diálogo y la política sirve para tomar acuerdos; no quiero tomar parte en este asunto porque ya estoy fuera de la universidad y jubilado, por lo que se tiene que dejar el asunto en manos de José Eduardo Hernández Nava y en su capacidad, para atender los diferentes problemas laborales que se enfrentan”, señaló.

En este contexto, ratificó que las condiciones que atraviesa el IPN no tienen nada que ver ni se pueden comparar con el ambiente que priva en la UdeC, por lo que ratificó que no se pueden reflejar esas condiciones ni se podría generar un conflicto de esa naturaleza en la máxima casa de estudios colimense.

Arturo Aguilar Huerta

Comentarios

Notas Relacionadas