El segundo informe del diputado federal Arnoldo Ochoa acreditó su poder de convocatoria y su visión política al hacer un llamado a la unidad y la disciplina partidista.

INTERÉS PÚBLICO

SEMÁFOROS EN ROJO:

En Michoacán, las Autodefensas de Aguililla anunciaron que retomarán las armas para defenderse de los falsos “arrepentidos”, ex Caballeros Templarios que al decir del sustituto del doctor Mireles, Jorge Vázquez Valencia, siguen actuando al servicio de La Tuta, pero ahora desde la posición de jefes de la Policía Rural que les concedió el comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral, Alfredo Castillo Cervantes.

El funcionario federal les dio las charolas pese a las advertencias que recibió de los propios comunitarios respecto al perfil delincuencial de los mandos que estaba nombrando el representante del presidente Peña Nieto en el estado y gobernador de facto.

Falso o cierto lo que aseguran las autodefensas, la verdad es que en el estado vecino la violencia se recrudece. Y podría extenderse a Colima, donde se han refugiado incontables michoacanos que han sido víctimas de los grupos delincuenciales, pero, innegablemente, también algunos sujetos responsables de actos ilícitos en aquel estado.

En Jalisco ya nadie duda que al diputado Gabriel Gómez Michel lo asesinó la delincuencia organizada. Lo verdaderamente escandaloso es que su ejecución fue consecuencia de haber pedido en tribuna la intervención de las fuerzas armadas en la zona de El Grullo.

Y en Guerrero las cosas se complican. Luego que la PGR atrajera la investigación relacionada con la desaparición de 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, personal pericial de esa dependencia se trasladó a Iguala para realizar la identificación de los restos ubicados en varias fosas clandestinas localizadas este sábado, entre los que presuntamente se encontraron los cadáveres de los estudiantes normalistas.

Se filtró en un inicio que eran nueve cuerpos, por el número de cabezas que contaron, todos ellos irreconocibles (son huesos, dijo el procurador de Justicia en ese estado) porque los quemaron con diésel.

SALIDA DE AGUIRRE, EN PUERTA:

La desaparición de los estudiantes normalistas dejó de ser un asunto policiaco para volverse un tema en el debate político cuando el nuevo presidente nacional del PAN, Ricardo Anaya, exigió a las autoridades del estado de Guerrero, de filiación perredista, y al gobierno federal realizar una investigación “seria, pronta, eficaz y profunda” sobre la desaparición de los 43 estudiantes normalistas. Y exigió la aplicación inmediata de la Ley General de Víctimas.

A pocas horas del hallazgo, el asunto se había vuelto también un problema social cuando integrantes de la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México, que aglutina a todas las normales rurales del país, acompañados de padres de familia de alumnos de la Normal de Ayotzinapa, iniciaron un bloqueo en la Autopista del Sol México-Acapulco en demanda de la presentación de los desaparecidos.

Los manifestantes pusieron un plazo para que se presenten informes de las investigaciones, bajo amenaza de radicalizar sus acciones hasta dar con el paradero de sus compañeros.

Por otra parte, los cadáveres exhumados en las inmediaciones de un cerro cercano a Pueblo Viejo fueron sometidos a pruebas de ADN que permitan identificar o descartar si pertenecen a alguno de los estudiantes plagiados. Los resultados tardarán mínimo 15 días.

Y el lunes, el presidente Enrique Peña Nieto externó su indignación y consternación por los hechos registrados en Iguala, además de instruir a su Gabinete de Seguridad actuar para conocer la verdad y asegurar que se aplique la ley a los responsables de estos “indignantes, dolorosos e inaceptables hechos, que el país no merece”.

“La sociedad mexicana, los familiares de los jóvenes -lamentablemente que se encuentran desaparecidos-, demandan, con toda razón, el esclarecimiento de los hechos y que se haga justicia; que se encuentre a los responsables de estos hechos y que no quepa aquí impunidad alguna”, dijo el mandatario.

Más adelante, afirmó: “En el Estado de Derecho no cabe, ante estos hechos de violencia que se han suscitado, no cabe el más mínimo resquicio para la impunidad”.

El desenlace de este episodio en el estado sureño apunta a la renuncia de Ángel Aguirre. Ya el mandatario guerrerense ofreció su sacrificio, si es necesario. Y ese podría ser el costo político de la intervención del Gabinete de Seguridad de Peña Nieto en la entidad. Ante el descrédito de la figura de un comisionado por la Seguridad y la Paz, un gobernador sustituto podría, no ser la solución a la violencia, sino como algunos columnistas han empezado a sugerir, la ruptura del statu quo que permitió que esa entidad, como Michoacán, fuera capturada por el crimen organizado.

Lamentablemente, atribuir la masacre al narcoterrorismo, culpar a unos policías en la nómina de los cárteles o sospechar de una complicidad entre las autoridades de Guerrero y la delincuencia organizada, por no referirnos a una hipotética conspiración priista para arrebatarle al PRD el dominio político de ese estado, es una versión que responde a la pregunta que se hacen las familias de los jóvenes desaparecidos: ¿por qué?, ¿por qué desaparecieron?

EL INFORME DE ARNOLDO:

En la presentación de su segundo informe de actividades, el diputado federal Arnoldo Ochoa González acreditó su poder de convocatoria al reunir en un mismo espacio a todos los ex gobernadores vivos, el rector y los ex rectores de la Universidad, sus compañeros de bancada y a los otros nueve aspirantes a la candidatura del PRI al Gobierno del Estado.

Además de personalidades del medio empresarial, la clase política y los medios de comunicación, Ochoa González enseñó el músculo partidista al reunir a tres organizaciones juveniles: el Frente Juvenil Revolucionario y el Movimiento Juvenil Mexicano, ambas organizaciones adherentes del PRI, así como a la Federación de Estudiantes Colimenses.

Tan nutrida asistencia es resultado del conocimiento y trato que tiene el decano de la Cámara Baja con los diferentes sectores de la sociedad colimense. Pero, más importante que su capacidad de movilización, es el discurso de Arnoldo Ochoa centrado en un llamado a la unidad, bajo el exhorto a los precandidatos a disciplinarse ante las decisiones de los órganos de gobierno.

El legislador usó su autoridad moral, como el más experimentado de los 10 priistas distinguidos enlistados para participar en el proceso interno, al recordarle a sus compañeros que no se es demócrata sólo cuando se acatan las decisiones que convienen personalmente, sino también cuando se aceptan las que no convienen.

Y, de paso, le ayudó a su partido a fijar una postura frente a la designación de Adriana Ruiz Vizfocri como consejera del OPLE, que por lo visto generó verdadero pánico en la dirigencia estatal del tricolor. Arnoldo señaló que únicamente le pide a los órganos electorales que apliquen la ley, nada más y nada menos.

PASARELA DE CANDIDATOS:

Hoy comienza el proceso electoral que, en Colima, será concurrente con los comicios federales intermedios en las que se renueva la Cámara de Diputados. Para los colimenses las votaciones a nivel local son más interesantes porque habremos de elegir gobernador, ayuntamientos y diputados al Congreso.

El arranque del periodo legal supone que todas las prácticas de promoción política (entendidas como difusión de actividades institucionales que, (muchas veces, terminan siendo proyección de la imagen personal) tendrán que someterse a la normatividad recientemente aprobada.

Para los aspirantes a la candidatura a gobernador, los próximos tres meses suponen la recta final antes que el partido en el que militan decida la nominación. E incluso un plazo más corto, en el caso del PRI, antes que se realice la primera eliminatoria de una lista de 10 que, para todos los fines, es demasiado larga.

En el folclor político, la carrera por la gubernatura comenzó hace meses, curiosamente en el contexto de las fiestas populares, con los recibimientos de Manzanillo y cobró revuelo con la ‘Entrada de la Música’ este domingo en Cuauhtémoc, donde se dejaron ver varios de los aspirantes.

Cinco de los 10 priistas anduvieron por ahí, a pie o a caballo: el secretario de Fomento Económico, Rafael Gutiérrez Villalobos; la senadora Mely Romero Celis; el alcalde de Villa de Álvarez; Enrique Rojas Orozco; el subsecretario de Comunicaciones del gabinete presidencial, José Ignacio Peralta Sánchez, y el secretario general de Gobierno, Rogelio Humberto Rueda Sánchez.

También lució a caballo otra figura con un cargo de relevancia nacional que, por alguna razón, no fue considerado en la decena priista: el director del Instituto Nacional de la Juventud, José Manuel Romero Coello.

Pero además andaban los dos panistas considerados como finalistas de la interna: el presidente municipal de Manzanillo, Virgilio Mendoza Amezcua, y el coordinador de la bancada del PAN en la Cámara de Senadores, Jorge Luis Preciado Rodríguez.

Al PRD le faltaron jinetes en Cuauhtémoc. Su cuadro más importante es ya la anfitriona de las fiestas, la edil Indira Vizcaíno Silva que, por ser menor a 30 años, no es elegible al cargo de gobernador, aunque seguramente figurará en la boleta electoral como candidata a diputada federal.

El que es un jinete consumado es el general Francisco Gallardo Rodríguez, quien no sólo se formó en el arma de Caballería sino que ganó competencias internacionales en el equipo ecuestre del Ejército, pero al virtual abanderado de Morena en Colima le faltó cuaco para ir a Cuauhtémoc.

CONTINUIDAD CHUCHISTA:

Como se anticipaba, por como quedaron distribuidos los consejeros nacionales en la anterior elección partidista, Carlos Navarrete Ruiz fue electo dirigente nacional del Partido de la Revolución Democrática.

Para nadie es un secreto que Navarrete representa la continuidad del grupo de los Chuchos en el PRD, que con éste suma cuatro dirigentes: Guadalupe Acosta Naranjo, Jesús Ortega Martínez y José de Jesús Zambrano Grijalva, además del recién electo.

Dicho continuismo hace imposible la reunificación de un partido dividido en tribus, e incrementa el riesgo de que algunas de esas corrientes se decidan a migrar a Morena, en busca de nuevas posiciones políticas.

Saludados por un sector de la población por su pragmatismo, moderación y sensatez, desde una visión progresista se les reprocha a los Chuchos su colaboracionismo con el gobierno de Peña Nieto, que se manifestó durante la discusión de las reformas estructurales.

Con Navarrete se refuerza el carácter burocrático de la nomenclatura del PRD. Este guanajuatense aficionado a las canciones de José Alfredo Jiménez, quiso ser candidato a la jefatura de Gobierno del Distrito Federal en 2012, pero perdió ante Miguel Ángel Mancera.

El costo político de la estabilidad en la dirigencia del PRD se verá en las elecciones de 2015, cuando es probable que Morena le arrebate cuadros, clientelas y posicionamiento ideológico.

La primera tarea del nuevo dirigente será definir la estrategia para ratificar la fuerza del Sol Azteca en aquellos estados donde gobiernan personajes que contendieron con los colores negro y amarillo, como Graco Ramírez en Morelos y Ángel Aguirre, en Guerrero, quienes se han visto vapuleados por la opinión pública por sus errores como mandatarios, especialmente por el crecimiento de la violencia en sus respectivas entidades.

Y mientras el PRD se prepara para estrenar dirigente nacional, Ricardo Anaya asumió la presidencia interina del PAN. Gustavo Madero buscará ser candidato a diputado federal y, de ser electo, asumir la coordinación del grupo parlamentario del blanquiazul en la Cámara Baja.

Madero Muñoz ya perfiló su futuro en el partido: fortalecer su protagonismo ahora en San Lázaro, e ir en pos de la candidatura presidencial en 2018. En ese esquema, Jorge Luis Preciado no tiene problema para mantenerse en la coordinación de la bancada en el Senado, y eventualmente, podría optar por la dirigencia nacional del blanquiazul.

Comentarios

Notas Relacionadas