CAMINO REAL

Esteban Cortés Rojas

El miércoles 29 de abril se informó del arribo de efectivos militares procedentes del centro del país, presuntamente para reforzar a los elementos de la XX Zona Militar, “como medida preventiva y debido a la reciente actividad que ha presentado el Volcán de Colima, con objeto de aplicar en caso necesario el Plan DN-III-E y estar en condiciones de afrontar cualquier contingencia que se presente”.

Lo que realmente sucedía era que el mando militar, al más alto nivel, estaba tomando las previsiones apropiadas para la implementación de un operativo, decidido al seno del consejo nacional de seguridad, para la captura de Nemesio Oseguera Cervantes, alias El Mencho, jefe del Cartel de Jalisco Nueva Generación.

Pero eso no nos lo iban a decir así de pronto, y para taparle el ojo al macho, encontraron buen pretexto en la intensa actividad del volcán para desplazar tropas sin levantar sospechas. Todos nos creímos la versión vulcanológica de la militarización del estado, pero ¿se la creería El Mencho?

Del capo se sabe por declaraciones de sus cómplices detenidos que se moviliza en el triángulo Puerto Vallarta-Guadalajara-Colima, y tiene su querencia en la zona de El Grullo; de ahí que recientemente ocurriera en las cercanías de Mascota y San Sebastián del Oeste una emboscada a policías jaliscienses con saldo de una masacre de gendarmes y que, este primeo de mayo, haya sido avistado un convoy de gente armada en la zona de Casimiro Castillo y Villa Purificación y, al pretender detenerlos el Ejército, hicieron fuego sobre un helicóptero al que derribaron con saldo de tres militares muertos, otros tres desaparecidos y un montón de heridos.

Ahora se sabe que la red de El Mencho es más amplia de lo que se suponía, pues no es casualidad que hayan prendido fuego a vehículos en las carreteras de ingreso a Guadalajara y simultáneamente en rutas de Colima, Guanajuato, Michoacán a la vez que a gasolineras y bancos en las zonas urbanas. Eso quiere decir que los sicarios de El Mencho viven en los lugares cercanos a donde ardieron los camiones y que bastó un telefonazo para que formaran el cinturón de fuego que ya vimos.

En Colima, a juzgar por los sitios en que tan rápido se activó el operativo de camiones incendiados en la ruta Manzanillo-Guadalajara, estamos hasta las chanclas de cómplices de El Mencho.

MESON.- Un jardín de la colonia Esmeralda Norte fue dedicado a perpetuar la memoria del cineasta Alberto Isaac… Por ello se puso un busto suyo sobre una base que simula peces en recuerdo del gusto del Güero por el mar de Cuyutlán, donde fueron esparcidas sus cenizas… La base y el busto descansan sobre un cubo que en sus cuatro costados tiene los nombres de las películas que realizó Isaac como Los Días de Amor, Mariana Mariana, Tívoli, En Este Pueblo no hay Ladrones, Mujeres Insumisas, Las Noches de Paloma, El Rincón de las Vírgenes y otra que no recuerdo, lo mismo que en cuatro bancas que conforman una pequeña rotonda… El caso es que, desde hace mucho, el busto de Alberto desapareció, se lo robaron o se lo llevó alguien que le tiene mucho aprecio a este colimense adoptivo que tanto hizo por Colima, pues en su juventud se le llamó La Flecha Colimense y representó a la natación mexicana en la olimpiada de Londres, creo, y casi todas sus películas las filmó en Colima… A LOS QUE QUEMARON camiones en represalia por el operativo contra El Mencho, debieran aplicarles la Operación Tlatlaya, no le hace que se paren de pestañas los HHPM de las comisiones de derechos humanos… ¡Arrieros somos!

Comentarios

Notas Relacionadas