Tribuna villalvarense: La historia del Día del Padre

Continuando con las interminables festividades del siempre alegre pueblo mexicano, hoy toca turno al llamado rey o jefe del hogar, o sea, los papás, quizás menos celebrado que las mamás pero algo es algo y hay que hacerlo con entusiasmo. Luego entonces, en primero, para quienes todavía contamos con la dicha de tenerlo no debe pasar desapercibido y es obligada mínimo la visita para felicitarlo; si partió del plano terrenal, al menos creo merece una oración y recuerdo hasta donde se encuentre, de ser el primer caso, no desperdicie la ocasión para expresarle su cariño. Si tiene la dicha de ser padre, doble felicitación, y disfrute en la manera de lo posible este bello domingo después de ver perder a la Selección mexicana ante Portugal. Como siempre, en este tipo de fechas, me gustaría compartir algunos datos encontrados en la red para ampliar un poco las versiones que existen sobre el origen de lo que en esta ocasión celebramos.

En la Edad Media, el Día del Padre era una celebración cristiana dedicada a José, padre alimentador de Jesús. Los países católicos celebran entonces el Día del Padre durante la festividad de San José, el 19 de marzo. Esta tradición es todavía respetada en España, Italia, Portugal o Suiza. Empero, pierde su connotación religiosa al principio del XX siglo en Estados Unidos. Es en 1909 que una joven mujer llamada Sonora Louise Smart Dodd registra una petición para instaurar un día dedicado al padre. Esta idea de crear un día del padre le llegó escuchando un juramento la iglesia durante el Día de la Madre. Sonora había crecido sin madre y su papá se había encargado solo de su educación con sus cuatro hermanos y hermanas en su granja. Sonora escogió el mes de junio para celebrar el Día del Padre, mes de nacimiento de su papá. Un bello homenaje devuelto a su papá.

Es en la ciudad de Sonora, en Spokane en el estado de Washington, que el 19 de junio 1910 el primer día del padre es celebrado y se convierte en una festividad local. Los diarios muestran más y más interés por el “día del Padre de Spokane”. En 1916, el presidente Wilson se anima a festejar en familia el Día del Padre, mientras los miembros de Congreso se niegan a instaurar el Día del Padre como festividad oficial. En 1924 la idea de instituir un día oficial dedicado a los papás crece en la mente de los americanos. El nuevo presidente Calvin Coolidge escribe a cada gobernador de estado para decirles que una festividad para los padres le parece útil para “reforzar los vínculos entre los papás y sus hijos”. Pero desafortunadamente la petición no está aceptada para todos los gobernadores.

Es solamente en 1957, casi 30 años después, que el senador Chase Smith decide imponer la festividad del Día del Padre a todos los estados de Estados Unidos. Era lógico para él que se celebrara el Día del Padre: “Honoramos las festividades del día del padre y del madre o no honoramos ningún día”. Sin embargo la festividad del Día del Padre tardó mucho a ser adoptada y oficializada en todos los estados porque es solamente en 1966, con el presidente Lyndon Johnson, que el “Father’s Day” (Día del Padre) fue declarado oficial cada tercer domingo de junio.

 

LA INSTITUCIÓN DEL DÍA DEL PADRE EN MÉXICO

En México, la celebración del Día del Padre comenzó a generalizarse en los centros escolares hacia la década de 1950, aunque en los años posteriores se fue convirtiendo en una fiesta de consumo patrocinada por las grandes cadenas comerciales. Sin embargo, en muchos hogares de nuestro país, la fiesta es una ocasión para la reunión familiar y para el reconocimiento a los papás.

 

CÓMO SE CELEBRA EL DÍA DEL PADRE EN MÉXICO

En México, el Día del Padre se celebra con relativa tranquilidad y con mucha menos intensidad que el Día de la Madre. Según datos del Inegi, solo 50 % de los mexicanos celebran al Día de los Padres, muy alejado del 78 % de mexicanos que celebran el Día de la Madre.

Como cae un domingo, el Día del Padre suele ser un día que se pasa en familia. El Día del Padre por norma general incluye una gran fiesta por la mañana con cocina casera tradicional y se tiene en cuenta los platos preferidos del padre. La comida a menudo acaba con chocolates tradicionales de México o pan dulce.

Las tarjetas para papá, las manualidades, los chocolates, las obras de arte, las camisetas y otros regalos son un ejemplo de lo que más reciben los padres como gratitud por parte de sus familias y, por supuesto, de los hijos. También se incluyen actividades en comunidad como carreras populares, eventos en las escuelas y algunas actividades con el fin de unir a las familias en este día tan especial.

 

SABÍAS QUE…

Continuando con este espacio de frases que cotidianamente utilizamos a menudo pero que desconocemos su origen, damos lugar a la siguiente. Situémonos en los tiempos en que los ferrocarriles acababan de llegar a México. Las locomotoras eran enormes e imponentes, pero quien diga que el tamaño no importa está muy equivocado. Su peso era su talón de Aquiles, pues las volvía lentas y poco prácticas para ciertas labores. Poco tiempo después llegaron locomotoras más pequeñas, destinadas a cumplir labores locales dentro de las estaciones. No tenían las filas enormes de vagones como las otras, por lo que eran mucho más rápidas. Estas locomotoras “mochas” dieron origen a la frase “ir hecho la mocha”, o sea, ir de prisa.

 

HONRAR, HONRA

Más que merecido el reconocimiento que le otorgó el Congreso del Estado este jueves al connotado villalvarense José Abelardo Ahumada González, distinguido miembro de todas las asociaciones habidas y por haber que estudian la historia local, conocimientos que lo han llevado a ser galardonado a nivel nacional. Para quienes tenemos el gusto de conocerlo, sabemos que Abelardo es un apasionado como pocos en el tema de la crónica-historia, que incluso sacrifica hasta tiempos destinados a la familia, pero creo que sus logros son precisamente con base a ese valioso apoyo de Olga e hijos. Conociendo la personalidad del profesor, propio como se desempeña en sus exposiciones, a más de un diputado, por no decir la totalidad, salvo los que tienen la profesión de docentes, quedaron con la cara de “what?” porque no entendían ni madres de los acontecimientos que amenamente platicaba Abelardo. Por cierto, de reconocer la concurrencia que acompañó al oriundo del antiguo barrio de los Martínez, hubo de todo, escritores, periodistas, comentaristas políticos, es lo bonito y debe servir de ejemplo; cuando la inteligencia prevalece, une.

 

TORO DE ONCE

Como no tiene desperdicio, reproduzco parte de la columna “Tarea Política” del amigo José Luis Santana Rodríguez, que en su sección Al Acabo señala: “Muy agradecidos, muy agradecidos, de verdad muy agradecidos, con el funcionario de la Secretaría de Educación del Gobierno del Estado que difunde “Urbi et orbi” a través de las redes sociales las columnas de los integrantes del G8 Independiente”. Estará enterado Oscar Javier Hernández Rosa y el gobernador Nacho Peralta, de quien se trata.

 

cesarguerrero1@hotmail.com

Comentarios

Notas Relacionadas