Arte Total: Historiador Enrique Florescano recibió homenaje/ Rompen récord Guinness mil cien “Fridas”

Un caminante incansable en busca del conocimiento es el historiador Enrique Florescano Mayet, quien nació en Coscomatepec, Veracruz, el 8 de julio de 1937. Recién cumplidos 80 años, y visiblemente emocionado, rodeado de amigos, familiares, colegas y discípulos, Enrique Florescano agradeció las muestras de afecto y palabras honrosas hacia su persona y trayectoria, recibidas el pasado miércoles 12 de julio del presente, al mediodía, en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes.

Historiador, editor, maestro de varias generaciones, innovador académico, dueño de la personalidad perseverante y múltiple, su vida coincide con un largo periodo de cambios vividos por la sociedad mexicana, de los que ha sido testigo, riguroso analista y actor privilegiado.

Florescano es una de las figuras trascendentales de la cultura mexicana, respetado por sus colegas y con presencia entre los lectores, quien cuenta con una obra consolidada que ha abierto caminos en el conocimiento del pasado de México.

En su discurso recordó a las diferentes instituciones que lo cobijaron, entre ellas al Colmex. Reconoció a los maestros, colegas y amigos que le enseñaron a pensar y a trabajar con disciplina. “En las diferentes etapas mi formación estuve arropado por equipos inteligentes. Soy el fruto de un equipo generacional que me construyó en etapas sucesivas”.

Me siento afortunada de haber abrevado de sus investigaciones y que sus publicaciones nos den luz, ya que se preocupó por acuñar la categoría de patrimonio en el sentido que hoy tiene, entendido como el conjunto de “bienes sociales y de responsabilidad común”.

Siempre animoso señalaba: “Qué importante es que los académicos dialoguemos en torno a una preocupación común: el futuro de los patrimonios de México. De esta manera el conocimiento deja de ser exclusivo de una élite y comienza a socializarse, primero entre académicos y en el futuro con todos los actores sociales”.

Me tocó convivir de manera cercana cuando fue director del Instituto Nacional de Antropología e Historia (1982 1988). Es un personaje que impacta por su gran sabiduría, de baja estatura y como buen veracruzano, de su excelente humor.

Desde puestos directivos en organismos oficiales ha sido un infatigable promotor de numerosos proyectos de investigación histórica. Imágenes de la patria, esta exposición, formó parte de las conmemoraciones del Centenario del inicio de la Revolución Mexicana y el Bicentenario de la Independencia de México, que se inauguró en el museo Nacional de Arte el miércoles 7 de julio, hace siete años.

En ella se presentó y analizó, a través de diferentes periodos históricos, la multiplicidad de visiones en torno a los conceptos patria, nación, pueblo y país, para acercar al público a las distintas imágenes que han simbolizado a la patria mexicana.

Basada en el libro Imágenes de la Patria a través de los siglos, de Florescano, la muestra se componía de 91 obras entre pintura, escultura, gráfica y documentos, en las que se pudo ver a México representado a través de símbolos, colores, animales y personajes que abarcan desde divinidades prehispánicas, hasta campesinos dibujados por Diego Rivera, pasando por proyecciones europeas de América y por iconografías mestizas como la Virgen de Guadalupe.

Según el historiador Florescano, la figura femenina como dadora de vida y elemento que representa a la tierra y su generosidad, seguida por la bandera y el Himno nacionales, constituyen los tres grandes símbolos patrios que identifican, dan cohesión y sentido de pertenencia de los mexicanos de hoy.

El mismo 13 de julio, por la noche, fue celebrado en el Centro Cultural Bella Época, homenaje organizado por la Secretaría de Cultura, el Fondo de Cultura Económica (FCE) y la Universidad Veracruzana, para presentar el volumen Enrique Florescano: semblanzas de un historiador, organizado por la Universidad Veracruzana con motivo de sus 50 años como historiador.

Este libro permite acercarse a un personaje único, capaz de ser una hormiga constante de idear, imaginar y pensar, materializándolo en diferentes libros. No se le puede ubicar como un historiador sin más, sino como un protagonista argumentado que transita en el extenso campo de la investigación, a la difusión del conocimiento, las reflexiones interdisciplinarias más diversas a su gran obra como editor, rompiendo barreras conceptuales.

¡Rompieron el récord! Y rompiendo barreras inimaginables, conceptuales, sociales, artísticas y de género, Frida Kahlo que nació el 6 de julio de 1907, hace 110 años, y falleció a los 54 años de edad el 13 julio de 1954, hace 63 años, estaría feliz y emocionada de saber que el Museo de Arte de Dallas, a través de su director, el mexicano Agustín Arteaga, y el Centro para el Desarrollo del Liderazgo Latino, provocó una manifestación de “Fridas” que se suman a la Fridomanía.

En Dallas, Texas, surgieron muchas Frida Kahlo y no porque proyectarán películas o documentarán la vida de la artista mexicana, sino porque miles de personas se disfrazaron de la mexicana. Para celebrar la vida y legado de la pintora mexicana Frida Kahlo en ocasión del 110 aniversario de su natalicio, miles de mujeres y hombres de diferentes edades y razas decidieron vestirse como Frida. El denominado “Frida Fest” se efectuó el pasado 6 de julio, para celebrar su cumpleaños.

El Museo de Arte Moderno de Dallas, entra en el cuarto mes de mostrar la exposición México 1900–1950: Diego Rivera, Frida Kahlo, José Clemente Orozco, y la vanguardia y en ese marco, las personas disfrazadas de la Kahlo, inspiradas en los atuendos de la pintora, tenían que cubrir requisitos mínimos según las reglas del Guinness World Records, para ser consideradas como Frida Kahlo e imponer el primer récord mundial de más personas vestidas como Frida.

Las Fridas inundaron las calles para llegar a la explanada del museo y ser oficialmente contabilizadas para el récord mundial Guinness. Se presentaron mil cien Fridas. Para ser considerada como una Frida Kahlo, debían incluir: un vestido con grabados de flores que se extienda por debajo de las rodillas, llevar las cejas unidas, traer un mínimo de tres flores artificiales sujetas al cabello y cubrirse con un mantón rojo o rosado. Rompieron el récord con una marea de rebozos rojos y rosa mexicano.

Ahora también ha llegado a la ópera. La controvertida vida de la pintora Frida Kahlo junto a su “querido y odiado” esposo, el muralista Diego Rivera, es relatada en forma de ópera. La primera temporada se presentó en el Museo de Arte Latinoamericano (MoLAA) de Long Beach, California.

“La vida de Frida fue tan y tan dramática, tan y tan teatral, que para mí lo obvio es que tiene que ser ópera”, dijo Laura Virella, actriz puertorriqueña, quien interpreta a la artista mexicana en la pieza Frida.

“La ópera siempre se ha dicho que es cuando a una persona las palabras ya no le son suficientes, cuando hay una emoción tan y tan grande que no es suficiente hablar, (entonces) sale uno cantando”, indicó la mezzo-soprano, que agregó que “la ópera es el exponente máximo de la emoción, del sentimiento”.

La ópera Frida, compuesta por Robert Xavier Rodríguez con líricas de Migdalia Cruz, fue creada en 1991 para ser presentada en el Festival de Teatro Musical de Estados Unidos, en Filadelfia, su debut en el MoLAA lleva un elenco de seis actores, en el que figura el barítono mexicano-venezolano Bernardo Bermúdez, que encarna a Rivera.

“Frida representa un nuevo tipo de mujer mexicana, es una mujer que reconoce y se identifica y se conecta con las grandes tradiciones”, dijo el promotor de arte, especializado en Frida Kahlo, Gregorio Luke, además, hijo de la bailarina Gloria Contreras.

“Pero también es una mujer moderna, es una mujer culta, es una mujer que conoce a (Pablo) Picasso, que estudia el surrealismo, es feminista; es una mujer que busca su propia identidad sexual, cultural, artística”, apuntó.

Otra ópera se prepara en grande. La premier mundial de El último sueño, (The last dream), ópera sobre Frida Kahlo y Diego Rivera (el título puede cambiar) será en el festival anual de Fort Worth, en abril del 2020; después se presentará en la Ópera de San Diego y en la Universidad de Texas, en Austin.

En 1992, hace 25 años, organicé, coordiné e hice la curaduría de la exposición Pasión por Frida que es el origen de la identificación de la Fridomanía. Viajé con esta exhibición nueve años por todo el mundo, ya que era muy solicitada, y en cada sede organicé una sección de personas que admiraban a Frida, de ahí que el antecedente de este récord sucedió en San Francisco, California, al presentar la muestra en el Mexican Fine Arts Museum.

Frida disfrutaría enormemente su popularidad a nivel mundial. Se han realizado cientos de exposiciones que llevan por delante su nombre, dos filmes importantes, varios documentales, rescatado archivos inéditos de documentos, fotografías y objetos personales. Se le ha representado ya en cientos de obras de teatro en todos los niveles, desde escolar hasta profesional y en todo el mundo surgen miles de ofrendas del Día de Muertos en su honor.

¡Viva la vida!

 

blancagardunomx@gmail.com

Comentarios

Notas Relacionadas