Arte Total : Víctor Vasarely, padre del Op art en el Salón Mundial de la Fama de Ajedrez

¡Un tablero de ajedrez es el punto de partida! Este viernes 6 de octubre se inauguró, en el Salón Mundial de la Fama de Ajedrez, ubicado en San Luis, Misuri, (EUA), la exposición Víctor Vasarely Composiciones calculadas. Es un artista ampliamente considerado como el “padre del movimiento Op Art”. Este museo es particularmente curioso ya que forma parte del Complejo Cultural Universitario y de un Centro Escolar.

Vasarely se fascinó por los patrones geométricos y dentro de la exhibición se encuentra el tablero de ajedrez de los años de 1930, que se convirtió en el modelo por excelencia de su arte. La muestra incluye obras en préstamo de la colección del Museo Herakleidon, Atenas, Grecia y se complementan con las selecciones de las colecciones de la sala de ajedrez del mundo de la fama y el Dr. Jeanne y Rex Sinquefield y de los museos dedicados al artista.

En este singular museo se exhiben los objetos de la colección permanente y las exposiciones temporales destacan a los grandes jugadores, los juegos históricos, y la rica historia cultural de ajedrez, así como el Salón de Ajedrez de E.U.A. y el Salón Mundial de la Fama en Ajedrez.

Fundada en 1984, está dirigido por la Fundación del ajedrez de Estados Unidos, una organización de beneficencia de la Federación Estadounidense de Ajedrez. Anteriormente se encontraba en New Windsor, Nueva York, Washington DC, y Miami, Florida, finalmente se trasladó a St. Louis el 9 de septiembre de 2011.

El Salón de la Fama colabora con el Club de Ajedrez y Centro Escolar para la programación, la enseñanza y la divulgación a un público internacional de los novatos como para expertos. Su colección incluye una pieza de 500 años de edad, de un juego egipcio llamado Senet. El primer juego de mesa conocido, una medida un conjunto de muebles de ajedrez pertenecía a Bobby Fischer, y la primera computadora de ajedrez comercial.

Realizan dos exposiciones temporales al año, con préstamos de otros museos y su propio acervo. El Salón de la Fama también destaca la carrera profesional de sus miembros. Pero en esta ocasión es el Tablero de Ajedrez de Vasarely el gran motivo de la exposición.

Víctor Vasarely (1906-1997), artista francés de origen húngaro, nació en la ciudad de Pécs, Hungría, es uno de los más significativos representantes del arte geométrico europeo. Falleció la noche del sábado 15 de marzo de 1997 en París, hace tan solo 20 años. Me perdí de conocerlo en vida.

El pintor, quien contaba con 91 años, se encontraba aquejado de un cáncer y llevaba ya varios días en estado de coma en el centro médico donde residía. Artista polifacético y muy activo, dejó varios museos personales, dos de ellos ubicados en Francia. Pasó su infancia y adolescencia en Pieštany (entonces Pöstyén) y más tarde en Budapest.

A lo largo de su vida temprana, Vasarely se vio atraído más hacia las ciencias de las artes, y en 1925 solicitó y fue aceptado en la Universidad de la Escuela de Medicina de Budapest, donde pasó dos años estudiando.

En 1927 Vasarely tomó una decisión que cambió radicalmente su vida, y decidió suspender sus estudios en medicina y cambiar de dirección completamente, para seguir una carrera en el arte.

Estos años estudiando medicina estaban lejos de haber sido un error, ya que la formación científica formal le dio un fuerte sentido de método científico y objetividad, algo que le fue muy útil durante toda su carrera artística.

Vasarely se trasladó pronto a París, en 1931, pero se dedicó al principio al trabajo publicitario. Entre 1936 y 1944 empezó a experimentar intensamente en la obra gráfica, lo que le permitió alcanzar un notable conocimiento para el tipo de arte que haría poco después, en el que el diseño, la reproducción industrial y la eficacia óptica desempeñarían un papel primordial.

En ese mismo año, 1944, Vasarely contribuyó a fundar la galería Denise René, que se convirtió en la principal plataforma europea para la difusión del arte normativo, de naturaleza experimental.

En noviembre de 1944, apenas tres meses después de la liberación de París y con la II Guerra Mundial asolando aún Europa, René reconvirtió su taller de costura de París en una galería de arte, que inauguró con una exposición centrada en la obra del artista Víctor Vasarely.

De hecho, se inició con la exposición Dibujos y composiciones gráficas de Vasarely, donde Denise impulsó la carrera del joven artista Vasarely. A lo largo del medio siglo de existencia de la galería Denise René, que es el nombre de una galerista francesa especializada en arte cinético y Op art propició que expusieran todos los grandes artistas de orientación analítica, tan solo de vanguardia.

A partir de 1945 evoluciona hacia un arte abstracto expresivo, rico de materia y libre de todo orden compositivo: el informalismo, a partir de los años 50 la obra de Vasarely se enfocó básicamente hacia la sociedad, estableciéndose un compromiso entre ésta y el artista. De ahí su gran frase “Arte para todos”.

Creó un arte disponible para toda la sociedad, lo consiguió a través de la creación de obras de gran tamaño, integradas en la arquitectura y en el entorno urbano, utilizando procedimientos mecánicos como la serigrafía y la reproducción técnica, que permitieron la multiplicación de las obras llegando así a ser contempladas por un número más amplio de público. Hacia 1960 no se pudo resistir al impacto del Pop-Art y el Op-Art.

La aportación de Vasarely a esta corriente consolidada de vanguardia geométrica fue el análisis de los mecanismos de la ilusión visual. Al haber trabajado ampliamente en el diseño de carteles publicitarios, Vasarely se había percatado de la eficacia del uso del trompe-I’oeil- o, en castellano, trampantojo, un recurso de la pintura clásica que borraba la separación entre representación y realidad.

Desde esta perspectiva, Vasarely logró brillantes resultados, sobre todo en el campo de las impresiones alucinatorias de movimiento, que se logran con la sucesión de formas positivas y negativas porque así se sugieren nuevas formas secundarias subyacentes.

Artista polifacético y muy activo, deja varios museos personales, dos de ellos ubicados en Francia, en el sur del país, donde solía residir desde 1960: el primero, la Fundación Vasarely, está en Aix-en Provence; el segundo, el Museo Vasarely, en el castillo de Gordes, pero también potenció un tercero con su obra en su localidad natal húngara de Pécs.

Tuvo un hijo artista, de la misma orientación geométrica qué él, pero que se cambió el apellido: Jean-Pierre Yvaral (1934-2002). El pintor Jean-Pierre Vasarely, más conocido como Yvaral y como uno de los precursores del arte digital, consistente en transcribir sobre un soporte acrílico sobre tela una imagen descompuesta a partir de una fotografía, Yvaral inició sus investigaciones sobre el arte abstracto constructivo a mediados de los años 70 del siglo pasado.

Nacido el 25 de enero de 1934 en la capital francesa, Yvaral comenzó sus primeras investigaciones en torno al arte abstracto constructivo en 1954, después de estudiar artes gráficas en la Escuela de Artes Aplicadas. Fue uno de los fundadores en 1960 del Grupo de investigación de Arte Visual (GRAV), que expuso sus obras en todo el mundo durante ocho años.

Además de composiciones de arquitectura en suelos y fachadas de inmuebles en numerosas ciudades, Yvaral creó varios logotipos como el de la firma Renault en los años setenta y el de los Juegos Olímpicos de Atlanta de 1996. Sus obras pueden ser vistas en el Museo de Arte Moderno de Nueva York y en la Tate Gallery de Londres.

Yvaral murió en 2002, en un hospital de París, contaba 68 años, dejando tras de sí una gran colección de sus pinturas digitalizadas, cinéticos que rinden homenaje a su búsqueda de un lenguaje de la simplicidad geométrica. De su madre no se conoce información.

Retorno a la Galería Denise René que organizó exposiciones en el extranjero -Alemania, Escandinavia, Inglaterra, Italia y América Latina. La exposición de los artistas argentinos del grupo MADI en febrero de 1958, la gira de la exposición de Vasarely en América Latina y especialmente su estadía en Buenos Aires en 1959, impulsarán a los argentinos Julio Le Parc y Horacio García Rossi a tomar la decisión de partir a París, donde encontrarán a Vasarely y propondrán sus obras a Denise René.

A lo largo de más de medio siglo, una gran parte del arte moderno fue creado por los artistas sudamericanos instalados en París, quienes encontraron un lugar en la historia del “arte construido” gracias a la perseverancia, terquedad y fuerza combativa de Denise René.

Una historia compleja que entrelazó el destino de la galerista con el continente latinoamericano. Resistiendo al gusto del momento, elegía una estrategia diferente, a la “defensa de grupo” de la abstracción geométrica. Exhibía el trabajo de Nicolas Schöffer, Yaacov Agam, Jean Tinguely, Otto Piene, Jean Arp, Alexander Calder, Carlos Cruz-Diez, Jesús Rafael Soto, Víctor Vasarely, Sophie Taeuber-Arp, Pol Bury, Le Corbusier, Robert Delaunay, Max Bill y Sonia Delaunay.

En 2001, el Centro Georges Pompidou la homenajeó con una muestra titulada Denise René, una galería dentro de la aventura del arte abstracto. 1944-1978. Falleció el lunes 9 de julio de 2012, a los 99 años de edad. Con la desaparición de Denise René, galerista histórica del arte abstracto, desaparece toda una época del arte de vanguardia.

blancagardunomx@gmail.com

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Comentarios

Notas Relacionadas