Limoneros solo fue un éxito en lo deportivo: Carlos Louis Oldenbourg Ceballos

 

  • Por falta de industrias, fracasan los proyectos Kazanovski y Olguín, los jugadores más decentes

Infoecos/Colima

Hablar del equipo de basquetbol Limoneros de Colima es remontarse a la década de los 80, cuando los martes, jueves y sábados, la gente hacia una larga fila para entrar al auditorio de la unidad Morelos, para apoyar al equipo de casa que enfrentaba a Leñadores de Durango, Lechugueros de León, Dorados de Chihuahua, Mineros de Zacatecas, Panteras de Aguascalientes, Leones de la Universidad de Guadalajara y Tarascos de Morelia.

A Colima lo dirigieron, entre otros, Antonio Torres Gil, Mario Brizuela, Óscar Romo, Joe Clark y Fernando Wong, y la gente iba a ver a Alfredo Mariscal, Gerard Kazanovski, Roberto González, Gilbert Wilburn, Rafael Olguín, Mark Harris y el fantástico Phil Smith, trenzarse en épicas batallas contra Satanás Arroyos, El Chorros Bernal, El Nazi Sánchez, El Mochis Ruiz, Palmita González, El Chino Wong y Norberto Mena, que eran lo más selecto que había en el Cimeba.

Pero todo lo que inicia termina, y hoy a 25 años de que ocurrieran aquellas noches mágicas, el empresario colimote Carlos Oldenbourg Ceballos, que fue quien trajo el deporte profesional a esta ciudad, tras su ingreso al Salón de la Fama, dijo que se siente bonito ser homenajeado, pero qué más gusto le dará si esto sirve de ejemplo para que alguien haga algo de provecho por nuestra juventud actual.

Entrevistado en su domicilio particular, indicó que Limoneros fue un éxito deportivo, ya que la gente apoyó mucho a los citricultores, sobre todo cuando venía la Universidad de Guadalajara y Dorados de Chihuahua, pues el auditorio era insuficiente para dar cabida a tanta gente que deseaba ver en acción a los suyos, pero no lo fue en lo económico, pues al no haber industrias en Colima, todos los gastos los absorbe el dueño del equipo.

Recordó que el baloncesto profesional llegó a Colima porque el equipo Lechugueros de León necesitaba prestar la franquicia, y entonces él la aceptó cubriendo una cuota de 500 pesos. El primer equipo que tuvieron no estaba conformado por jugadores de calidad, pero poco a poco fueron conociendo el medio y entonces lograron formar un equipo competitivo.

Señaló que siempre se mantuvo al margen del equipo en cuanto al manejo deportivo, pues se ocupaba de lo administrativo, de que el jugador estuviera contento y que su salario le llegara a tiempo, citó que en Limoneros hubo jugadores que se decían lastimados, para que les diera un dinero extra, pero hubo otros muy decentes como Rafael Olguín y Gerard Kazanovski.

Platica que la gobernadora Griselda Álvarez Ponce de León lo apoyó para el sostenimiento del equipo, pues les prestó sin costo el auditorio, y los ayudó con el transporte, sin embargo los gastos se acumulaban con las comidas, los arbitrajes y los salarios, ya que él los hospedaba en el hotel Ceballos, que es de su propiedad.

Fue dueño de Limoneros, no tuvo socios, tuvo colaboradores que siempre estaban prestos para apoyar, como Enrique Olenbourg, Óscar Arredondo y Jorge Luis Rocha, que era quien viajaba con el equipo a las giras. Uno de ellos le propuso que cuando viajaran llevaran una bolsita de limones para regalar al público, pero por diversas causas eso no cristalizó.

Limoneros participó de 1984 a 1992, que fue cuando se retiró por la serie que perdieron en cuartos de final con Tarascos, donde por incidentes con el público de Morelia a Limoneros le castigaron a sus tres extranjeros, ya que se negaron a jugar porque les arrojaban monedas, y tras no tener el apoyo del presidente del Cimeba, Jorge Toussaint, le puso fin a esa etapa deportiva que tan bonita huella dejó en Colima.

Antes de cerrar la entrevista, don Carlos Oldenbourg nos mostró con orgullo una placa de reconocimiento que el Gobierno de Colima le entregó recientemente, por haber creado el Mercado de Pulgas, un negocio que retomó al ver las ventas de cochera en Estados Unidos, para que la gente comercializara lo que no quisiera, que en su primer día tuvo a 25 socios.

Comentarios

Notas Relacionadas