Análisis Político: Irresponsable jugar con la violencia

“Con la violencia no se juega, en verdad que es una cosa seria, muy grave, por los grupos criminales involucrados que pretenden debilitar a los gobiernos locales. Criticar y poner figuras simulando cuerpos es muy fácil, hasta divertido para los indolentes, pero esto solo ayuda a los malos, pues por eso ellos tiran cuerpos, porque pretenden meter miedo a las organizaciones criminales y a la gente para que no denuncie, pero denunciar públicamente a los malos, señalando sus nombres, sería peor, porque quien lo haga perdería hasta la vida, así les ha pasado a los reporteros que denuncian en todo el mundo, por tal motivo, jugar con supuestos colgados o mutilados es una verdadera irresponsabilidad de los políticos y partidos”, dijo en una entrevista reciente el mayor Ricardo López Nieto, general del Ejército Nacional de Colombia.

“El mando militar exhortó a trabajar unidos toda la sociedad colombiana y a los partidos, porque algunos de oposición están lucrando políticamente, y lejos de ayudar, empeoran las cosas”, finalmente dijo. Todo lo anterior pareciera que encaja a la ocurrencia de la delegada estatal del PRD en Colima, Martha Zepeda del Toro, quien montó un show político totalmente irresponsable el pasado lunes 15 de enero, alrededor de las 10:00 de la mañana, pues encabezó a un grupo de perredistas afuera de Casa de Gobierno y dejaron, en fila, varias bolsas negras de plástico, de esas que se usan para envolver cadáveres; además pusieron en diversos puntos carteles con mensajes contra el gobernador del estado.

Quien pasó por el lugar o vio las fotos del suceso en redes pensó que se trataba de los criminales, y los ciudadanos y familias asustadas empezaron a llamar a las corporaciones policiacas y a sacar a algunos hijos de las escuelas cercanas, eso es lo que se provocó, y eso es una irresponsabilidad política de un partido, o mejor dicho, de una mujer mal orientada porque no creemos que el partido haya autorizado esta maniobra para llamar la atención.

Dijo Martha Zepeda en su conferencia de prensa, después de montar el show, que el objetivo era protestar contra el Gobierno estatal por la violencia en la entidad, y que su manifestación era pacífica, pero nunca tuvo como fin alarmar a la sociedad, pero una cosa es lo que dice a la prensa y otra cosa es lo que hace en forma irreflexiva y trae sus consecuencias al difundir miedo en las redes sociales.

Sabemos que la ola de violencia no es privativo de Colima, ni del país, pues tan solo la semana pasada en pleno centro de Veracruz dejaron un vehículo con varias partes de cuerpos, sin embargo, no se vale aprovecharse del dolor de la gente que cae en desgracia y lucrar políticamente, y así pretender ganar adeptos y votos. La delegada del PRD en la entidad no trae buenos asesores profesionales ni tiene buena imaginación para fortalecer a su partido, porque está tocando temas controversiales solo para aparecer en los medios de comunicación, y aunque considera que gana adeptos, lo cierto es que va perdiendo popularidad, ya que si trajera algo verdadero y expusiera algún programa de apoyo en seguridad pública, ya hubiera tenido una reunión formal con el Procurador o el Secretario de Seguridad o con el delegado de la PGR para exponer su proyecto en seguridad pública, ya sea del partido o en forma personal, pero no trae nada, absolutamente nada; de seguir así logrará que otra vez la expulsen.

Comentarios

Notas Relacionadas