Bitácora reporteril: Jorge Luis Preciado le ayuda al PRI

Jorge Luis Preciado es uno de los elementos más importantes para… ¡el priismo! ¿No me creen? Vayámonos a los hechos, a las pruebas. Primero, impidió que un candidato con competitividad electoral peleara la candidatura: desplazó a cuadros más destacados, como Leoncio Morán, quien tenía más rentabilidad electoral que el senador en la contienda por la gubernatura.

Su empecinamiento le quitó la posibilidad al PAN de la soñada alternancia. ¿Cómo? Pues dividiendo como nunca al PAN. Pero no sólo eso, también fue el principal hostigador de figuras que tienen gran capital electoral y las cuales tuvieron que irse a otros partidos, ante la persecución del senador Preciado.

Se fueron, por Jorge Luis, el diputado federal Virgilio Mendoza –ahora es dirigente del Verde–, Gabriela Benavides (quien también se sumó al Verde). Además de esto, su intervención en el proceso electoral interno sumió al PAN estatal en un ambiente de permanente confrontación.

Desde diciembre del año antepasado, los panistas no han podido realizar una ‘operación cicatriz’, por la judicialización del proceso, esto gracias al talante de Jorge Luis Preciado, quien es experto en generar crispación e incertidumbre en los procesos electorales (recordemos la elección por la gubernatura, que se enturbió debido al senador Preciado).

Cuando estaba de dirigente Enrique Michel, nunca se pudo quitar de atrás al senador, a quien le debía su dirigencia por Coquimatlán. Y eso es tan cierto que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (Trife) le quitó la presidencia estatal al ingeniero.

¿Aún piensan que no es perniciosa la presencia del senador en el PAN? Vamos por otro ejemplo. En la pasada elección, el PAN logró la mayoría en el Congreso, un triunfo histórico para el panismo. Pero poco les duró el gusto, pues el senador Preciado se metió de lleno en el Legislativo, colocando a incondicionales en puestos clave.

Tan fue así, que el senador Preciado quitó a Martha Sosa de la coordinación de la bancada panista y puso a su cuate Luis Ladino: removió a una política con una experiencia de más de 40 años y puso, en su lugar, a un advenedizo que llegó a la diputación gracias al senador.

Las malas decisiones políticas del senador Preciado, que controlaba el PAN a su antojo –lo ve como un negocio personal–, fueron la causa principal por la que perdieron, los panistas, la mayoría en el Congreso. Por eso se fueron los tres legisladores que ahora forman parte de la bancada independiente. Se fueron porque no aguantaron el avasallamiento del senador.

Así el senador, de manera involuntaria y presa de sus ambiciones políticas, le ha ayudado mucho al PRI. Y los hechos ahí están. La realidad es esa.

DOS PUNTOS

Los meó el diablo. Qué mala jugada les hizo el senador Preciado a todos los políticos que nombró como presuntos candidatos a diversos puestos de elección popular. Más de un priista confía en que realmente sean los ungidos, pues se las van a poner fácil en algunas posiciones.

Comentarios

Notas Relacionadas