La inseguridad sí afecta a quienes construyen casas: Canadevi

Infoecos/Colima

Aunque los constructores de vivienda han tratado de sostener sin cambio los precios, para mantenerlos dentro de los rangos de la inflación y el incremento de la capacidad de compra, se anticipan complicaciones económicas para el sector de la construcción.

De acuerdo con el presidente local de la Cámara Nacional de los Desarrolladores de Vivienda (Canadevi), José Francisco Rivas Valencia, este año será muy complicado cumplir la meta trazada en la construcción de viviendas fijado en siete mil nuevas casas.

Recordó que las condiciones económicas vividas el año pasado impidieron alcanzar los objetivos trazados, y consideró que esta situación podría repetirse en el 2018, lo que significaría mantenerse en los niveles de crecimiento del 2016.

“Estamos siendo conservadores y si salimos con las mismas acciones de vivienda y la misma inversión proporcional que se tuvo en el 2017, guardadas las proporciones en el incremento de los insumos, sería un buen año”, consideró.

Mencionó que uno de los principales obstáculos para el desarrollo de proyectos habitacionales radica en el cambio en las reglas para el otorgamiento de subsidios que hacen que se modifique el monto que recibe el beneficiario, lo que deriva en que para algunos de ellos resulta imposible disponer del monto necesario para hacer la adquisición.

“Otro factor que podría influir en el comportamiento de la construcción de vivienda nueva es el incremento en los insumos materiales, que podrían generar una contracción en el número de casas construidas”, destacó.

José Francisco Rivas precisó que la cuestión electoral no afecta al mercado de los desarrolladores de vivienda porque no se cancelan los programas federales, no se detiene la entrega de recursos, ya que fundamentalmente quienes compran una casa son quienes reciben un crédito del Infonavit o del Fovissste.

Sin embargo reconoció que la inseguridad sí afecta a quienes construyen casas y en general a todos los sectores de la economía, aunque aclaró que hasta el momento no se han dejado de vender casas por esta situación.

Pero reconoció que ahora es más común que se presenten robos al interior de las viviendas en colonias donde antes esto no ocurría o que los constructores resulten afectados, ya sea por asaltos directamente en las obras o en los días de pago, además del robo de cable y otros materiales.

Comentarios

Notas Relacionadas