#MicroOpinión

Bien o mal pero que hablen. Qué triste agradarle a todos porque a nadie le incomodas, a nadie le molestas, nadie te envidia, a nadie le estorbas. Quien tiene el valor de opinar, tiene la obligación de importunar, de incomodar y de polemizar. La verdad no peca pero incomoda. Quien tiene la lengua larga, tiene las ideas cortas. Si quieren sentarse en mi lugar sepan que es más poderosa la pluma que la espada.

Comentarios

Notas Relacionadas