Sociedad del conocimiento: Caseta de Cuyutlán

Desde que inició la presente administración federal en diversos puntos del país, organizaciones y ciudadanos han tomado las casetas de cobro de las autopista para que no se cobre el derecho de peaje, según quienes llevan a cabo las acciones hay argumentos; el primero: ya se cumplió el contrato para que fueran atendidas por la iniciativa privada, y por lo tanto, deben ser liberadas.

La segunda, argumentando en el artículo 11° constitucional (sobre el libre tránsito) que a la letra dice: “Toda persona tiene derecho para entrar en la República, salir de ella, viajar por su territorio y mudar de su residencia, sin necesidad de carta de seguridad, pasaporte, salvoconducto u otros requisitos semejantes…”. Inclusive muchos son los colimenses que llegan a la caseta del estado de Jalisco y al momento del cobro citan el artículo 11° constitucional, y quienes cobran se remiten a decirles: “Adelante, sólo de favor pase su mano por el sensor para que la pluma se levante”.

Si pueden visualizar en las redes sociales durante los momentos de las tomas de casetas de cobro en el estado de Jalisco, podemos presenciar que no hay elementos policiacos. ¿Qué sucede en Colima? Desde antes de llegar los manifestantes, las diversas corporaciones policiacas federales ya están presentes para evitar o, bien, para amedrentar a los protestantes, incluso a últimas fechas la empresa ha contratado grupo de choque.

Desde hace más de una década, más de un candidato de la región hizo eco a la petición. Hoy la empatía, la solidaridad sobre la temática es real, tangible, la sociedad da muestra de apoyo y hace suya la solicitud. Por lo tanto, es momento que nuestros legisladores y gobernantes tomen cartas en el asunto, no sólo los candidatos.

Para quienes participan en la toma de la caseta, tener cuidado, pueden ser sancionados, hay razones jurídicas que asisten a la empresa, según información proporcionada, cuando hubo el término de la concesión, la empresa en algunos puntos negoció con los legisladores correspondientes, la Secretaría de Gobernación, los gobernadores del lugar, el seguir cobrando, al parecer no todos los gobernantes aceptaron firmar, solo unos cuantos sí, en el caso de la entidad, nos informan que legisladores del PAN, PRI y PRD aceptaron.

Bien por el Congreso local en escuchar las demandas, pero no basta, tienen que hacer un posicionamiento firme con respecto al tema, y presentar una propuesta de bajar el cobro, porque al parecer está firmado hasta el 2050 su liberación, pero también tienen el compromiso con la ciudadanía de dar a conocer a la opinión pública la realidad de la situación, para evitar las hipótesis o conjeturas.

Los alcaldes de la región guardan silencio sobre la problemática, triste porque debieran hacer eco en la petición. El Gobernador ya los escuchó, está perfectamente enterado, es un tema que seguramente conoce a cabalidad porque estuvo en esa área, por lo que su planteamiento es fundamental. Luis Ladino y Mely Romero, así como otros candidatos, ya tomaron al chivo por los cuernos y hacen eco de la demanda de la población, mas los manifestantes les piden su retiro, para evitar su politización.

Desde hace a la población a la firma para evitar el cobro en la caseta de Cuyutlán, de igual a impedir el cobro para el día de ayer, el acto fue sumamente apoyado, pero nuevamente hubo brotes de incidencias que por ahora no han llegado a mayores por parte de la empresa y sicarios contratados. Es momento oportuno para que la autoridad correspondiente lleve a cabo un pronunciamiento, así como su intervención inmediata ante un planteamiento que la población en general ya hizo suya.

Para despedirme. Las casetas de cobro en autopista aparecen en 1968 para apoyar las olimpiadas. La candidatura de Roberto Chapula por Nueva Alianza por la alcaldía de Colima crece como espuma, viento en popa favorable. MAM metió varios candidatos por las diversas alianzas.

Comentarios

Notas Relacionadas