Hay que decirlo: Cambridge Analytica & Facebook

Una empresa enfocada al estudio concienzudo del comportamiento humano con miras a la colocación de productos entre la población, determinó a través de un algoritmo informático una representación fiel de la personalidad de miles, de millones, de estadounidenses, que a su vez vendió al equipo de campaña del actual presidente norteamericano a través de propaganda hecha a la medida.

Esto lo logran gracias a que la personalidad se compone de la suma de pensamientos, sentimientos y comportamientos. Estos tres vectores se manifiestan de forma innegable a través de nuestra huella digital de Facebook. Nuestra huella digital se compone de a lo que le damos like, los artistas, películas o eventos que seguimos e incluso los lugares en los que estamos.

El cúmulo de información que se recolecta día tras día de todos y cada uno, es analizada de forma inmediata por súper computadoras que generan súper listados que, con unos cuantos filtros, nos dividen en grupos o segmentos a los cuales nos podría interesar cierta información destacada.

De esa forma, la inversión en propaganda y publicidad que hacen las grandes empresas y partidos políticos, llega a quienes debe de llegar al mejor precio. Facebook genera los datos y establece también la plataforma en la que consumimos los comerciales y banners, pero no son los únicos. Todas las redes sociales hacen lo mismo, solo que con menos fuerza e incluso google se encarga de posicionar el producto en las páginas que visitamos.

Aquí la discusión es simple: estamos de acuerdo o no con esto.

En caso de no estarlo, hay una solución pronta que es cerrar nuestras cuentas y alejarnos del social media de inmediato, y la otra es disfrutar de la publicidad correcta en el momento preciso.

En México son contadas las agencias filiales a otras más grandes que manejan como se debe el big data pero no son muchas, por no decir inexistentes, su efectividad es casi segura, pero hoy por hoy representan un gran desafío para los amantes de lo oscuro y la paranoia. Aunque es cierto que estos súper listados en manos equivocadas pueden hacer mucho mal, también es cierto que son bastantes útiles.

 

Maquila de candidatos. Capítulo 1.

Asomó la cara Luis Ladino en la toma de la caseta de Cuyutlán bajo el argumento de que es su derecho sumarse a la manifestación aparentemente pacífica que los inconformes realizaban. Solo que se le olvidó que como candidato es una figura pública en Colima y que esa etiqueta difícilmente se la va a quitar las 24 horas del día. Naturalmente fue corrido al unísono de “vete, no te queremos aquí”, “estabas a favor de este monopolio”, “señor, con el debido respeto que se merece, le pedimos se vaya”.

Moraleja para candidatos: cuando el vulgo se organiza, no hay que sumarse a ellos; no te lo van a permitir.

Comentarios

Notas Relacionadas