El “Guernica” de Picasso, tremendo arte.

Arte Total
El “Guernica” de Picasso, tremendo arte.

Como historiadores debemos estar informados de algunos sucesos que ocurren en la faz de la tierra por
varias razones. Años más tarde de surgido el conflicto político-social, surgen las verdades a medias del
origen de los conflictos.
En los últimos días hemos escuchado y visto en los medios, el ataque al pueblo de Siria. Estados Unidos,
Francia y Reino Unido llevaron a cabo el pasado sábado 7 bombardeos selectivos en Siria contra el régimen de Bashar al-Ásad, acusado por el presidente Donald Trump de haber cometido ataques químicos
dignos de “un monstruo”.
Años antes de que el conflicto comenzara, muchos sirios ya se quejaban de un alto desempleo en el país, de extensa corrupción, falta de libertad política y de la represión del gobierno del presidente Bashar al-Ásad, quien había sucedido a su padre, Hafez, en 2000.

Ese es el motivo superficial. En el fondo hay otros intereses por apropiarse de ese territorio, para facilitar
la comunicación entre países del oriente y tener una salida más cómoda hacia el Mar Mediterráneo.
En marzo de 2011, desde hace siete años, un grupo de adolescentes que habían pintado consignas
revolucionarias en un muro escolar en la ciudad sureña de Deraa, fueron arrestados y torturados por las
fuerzas de seguridad.


El hecho provocó protestas. Las más grandes se produjeron en Damasco y Alepo el día 15 de marzo, la
fecha en la que se conmemora el inicio del conflicto en Siria, y se extendieron por varios días y por
diferentes partes del país.
En esta historia, a pesar de los años, aún no se ha concluido, pero surge una historia urbana, la de Omran,
el niño rescatado de un bombardeo en Alepo que se convirtió en un símbolo del horror en Siria. Al tiempo
surgirán las verdaderas historias que aniquilan a la población civil y a este histórico y significativo lugar.
Un ejemplo que surgió hace 81 años fue un ataque realizado el 26 de abril de 1937 que dio origen a un
mural que se conoce como “Guernica” de Picasso. ¿Qué es “Guernica”? ¿Por qué se llama “Guernica”?
Guernica es un pueblo situado en España, el cual sufrió el bombardeo liderado por los alemanes e
italianos durante la Guerra Civil Española.

El lunes 26 de abril de 1937, hacia las 3:30 de la tarde, los aviones de la Legión Cóndor, comandada por
el mariscal alemán Wolfram von Richthofen, bombardearon durante tres horas a la población vasca de
Guernica. Murieron aproximadamente 126 personas. Parecido con Siria, de hecho, en una manifestación
reciente por la situación de Alepo, algunas personas utilizaron carteles con el cuadro de Picasso,
“Guernica”, para protestar por la indiferencia del planeta ante el sufrimiento de los civiles en la guerra.
Me estoy refiriendo a un suceso histórico de hace 81 años y sigue vigente, pues aún hay guerras y
masacres alrededor del mundo, tremendo arte. ¿Por qué fue bombardeado el pueblo de Guernica? Los
investigadores aún no tienen la precisión, pero existen varias tesis respecto a las razones.
La primera es la intención de los alemanes e italianos de destruir Guernica. Esta primera tesis se basa en
dos pruebas: la utilización de bombas incendiarias y explosivas cuya explicación, según los defensores de
esta tesis, era la destrucción de la ciudad, y que la utilización de estas bombas era derribar el puente de
Guernica o impedir el retiro del ejército vasco, sin embargo, el puente no fue alcanzado, quedó intacto.
Otra de las ideas planteadas sobre el bombardeo es que Franco (dictador de España en dicho año) dio el
visto bueno para que alemanes e italianos hicieran pruebas de sus bombas incendiarias y explosivas en el
pueblo.
Ese fue uno de los hechos más cruentos de la Guerra Civil Española (1936-1939), que estalló cuando el
Ejército, liderado por el generalísimo Francisco Franco, se levantó contra la república con el apoyo de
Adolf Hitler y Benito Mussolini.
La masacre de Guernica, cometida además como una especie de ensayo contra un pueblo que carecía de
importancia estratégica, inspiró al artista Pablo Picasso una obra que, como ninguna, simboliza el horror y
la barbarie de la guerra en el siglo XX.
Picasso comenzó el enorme cuadro, bautizado como “La villa arrasada”, dos días después (miércoles 28
de abril) cuando vio en el diario francés L’Humanité las imágenes sobrecogedoras de la plaza, decidió
cambiar el título.
Así también encontró el tema para una obra que el gobierno de la República Española le había encargado, a finales de 1936, para presentar en la Exposición Internacional de 1937 en París.
El propósito era generar solidaridad por la causa republicana en plena guerra civil. “Si tenemos a Picasso
en cuerpo y alma, el impacto será mayor que una batalla ganada en el frente a los fascistas”, se decía.
Y así nació una de las tantas leyendas que se tejen alrededor del cuadro: la duda de si el artista cobró unos
siete mil dólares de la época por realizarlo o si, como dicen algunas versiones, solo pidió ayuda
económica para comprar materiales y adecuar un espacio especial como taller, queda en la incógnita.
Picasso hizo su primer dibujo preparatorio el 1 de mayo y durante mes y medio le dio forma a una
monumental tela (de 3.49 por 7.76 metros), esencial para la historia de España y del mundo, no solo por
su valor artístico, sino también por su importancia histórica y política.
El “Guernica” es un cuadro simbólico donde encontramos figuras organizadas en triángulos donde el
vértice es la lámpara y como base el cuerpo del hombre muerto. Es un cuadro pintado con blanco y
diferentes tonos de negros y grises, técnica llamada grisalla.
Se encuentran seis seres humanos y tres animales. Símbolo muy utilizado por el pintor. Pintado por
Picasso para representar la brutalidad y oscuridad. Su aspecto aterrorizado al ver con su mirada fija y
escuchar con sus orejas puntiagudas la masacre, representa el autorretrato del propio artista, el cual se
siente horrorizado de la misma manera en la que quiso representarlo. Con esto quería conseguir que la
humanidad se percatase de la barbarie que tuvo lugar.
De igual manera en la que la crucifixión representa el sufrimiento del hombre, “La Piedad” de Miguel
Ángel, representa el inexplicable dolor de una madre ante su hijo muerto, es un símbolo del sufrimiento.
Y es en eso en lo que Picasso se basó.
La cabeza del niño asesinado está caída y sus ojos carecen de pupilas, por lo que se asume que el pequeño
ha fallecido. La cabeza de la mujer, los ojos en forma de lágrima representan el dolor frente a la muerte
antinatural de su hijo. Su lengua puntiaguda muestra un grito desgarrador, su cabeza colocada mirando
hacia el cielo o quizás mirando al toro, representa la búsqueda de consuelo.
El soldado muerto: está en la base del triángulo principal antes mencionado, al cual encontramos
decapitado y con el brazo mutilado. Representa a todos aquellos que combaten por su ideología. En el
brazo se encuentra una espada rota junto a una flor, la cual representa la esperanza de un mundo nuevo y
mejor.
Casi invisible se encuentra una paloma simbolizando la paz rota. Y es que Picasso trazó simplemente su
silueta para que adquiriera el mismo color que el fondo y de esta manera representar una paz opacada por
los bombardeos. Si se observa más de cerca la paloma, ésta está implorando el cese de la violencia.
El caballo es el personaje central de la obra, debido al tamaño que ocupa y su posición, con una lanza
atravesándolo mortalmente en el lomo con forma de rombo, Picasso intenta dar importancia al horror,
dolor y brutalidad vividos en aquel momento. Este personaje simboliza a la gente y las víctimas.
El bombillo o lámpara parece el ojo de un ser superior que mira todo lo que está ocurriendo abajo.
Aunque según algunos críticos, lo han relacionado con la esperanza del final de la guerra. Otros creen que
es un símbolo del momento interior que pasaba Picasso.
También se opina que es un hombre que clama al cielo que no caigan más bombas. En el fondo se ve
también una casa quemándose. Otras interpretaciones más finas dicen que se trata de Olga Khokhlova, la
primera esposa de Picasso, de quien ya se había separado para entonces.
La mujer herida tiene una pierna deforme, como si hubiera quedado lisiada por causa de las bombas.
Parece en estado de shock. La opinión general es que es una alegoría a los civiles heridos. En alguno de
los bocetos previos a la obra -que también se conservan en el museo- aparece llorando.
La mujer con vela ve todo desde una ventana y alumbra la escena. “Es como alguien que ilumina la
barbarie. Pero otros críticos creen que es una representación del bando republicano, que mira atontado
todo lo que estaba pasando.
El mural “Guernica” fue adquirido a Picasso por el Estado español en 1937. Debido al estallido de la
Segunda Guerra Mundial, el artista decidió que la pintura quedara bajo la custodia del Museum of
Modern Art de Nueva York hasta que finalizara el conflicto bélico. En 1958 Picasso renovó el préstamo
del cuadro al MoMA por tiempo indefinido, hasta que se restablecieran las libertades democráticas en
España, regresando la obra finalmente a nuestro país en el año 1981.

Comentarios

Notas Relacionadas