Liverpool dominó por 5-2 a la Roma

Los Reds tenían todo controlado sobre el césped de Anfield. Partidazo de Salah con dos goles y dos asistencias, Roberto Firmino sentenció con doblete a la Roma que fue la sombra de lo que presentó en los cuartos de final ante Barcelona, y al final los italianos se levantaron.

Poco le importó al africano que enfrente estuviera su exequipo, él dio un partidazo para llevar a los suyos a lo más cercano posible a la final. Salah, quien tuvo respeto a su pasado con la Loba y no celebró sus dos tantos.

Sobre la cancha solo hubo un equipo la mayor parte del tiempo y fue el que lideró el internacional egipcio, quien comenzó su noche de ensueño con un golazo de zurda que puso el balón en el ángulo derecho del arquero brasileño, Allison.

Para el segundo tiempo, Liverpool se convirtió en una aplanadora que no tuvo piedad ante una escuadra que creyó que, por haber eliminado al Barcelona de Lionel Messi contaba con todos los blasones para estar en la élite del balompié europeo.

El Faraón continuó con el buen momento con dos asistencias más sobre el terreno de juego para que Sadio Mané y Roberto Firmino pusieran su nombre en la lista de anotadores que prácticamente liquidaban a la Loba.

Cuando Salah bajó sus revoluciones en el juego, el brasileño Firmino puso el quinto gol con un cabezazo en el área y el que parecía matar cualquier posibilidad de la Roma, pero al final, en menos de diez minutos, los italianos recobraron vida con dos goles, el primero de Dzeko y el segundo de penal marcado por Perotti.

Estos dos goles le dan al equipo de Di Francesco la opción de avanzar a la final con tres goles.

Comentarios

Notas Relacionadas