Diputados exigen se salvaguarde la seguridad de automovilistas

Infoecos/Colima

Ante el trágico accidente carretero ocurrido el pasado domingo en la autopista Colima-Manzanillo, que costó la vida a 11 personas, el Congreso del Estado exigió al Gobierno de José Ignacio Peralta Sánchez se constituya una Comisión Interinstitucional que implemente acciones que salvaguarden la seguridad de los automovilistas que circulan por las carreteras ubicadas en territorio colimense.

A propuesta del diputado y coordinador del grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México, Nabor Ochoa López, los legisladores aprobaron realizar un exhorto al gobernador José Ignacio Peralta para la creación de dicha Comisión Interinstitucional.

En su iniciativa, firmada por ambos legisladores ecologistas Nabor Ochoa López y Adriana Lucía Tena, proponen que esta comisión sea integrada por el Ejecutivo, Legislativo, Policía Federal, SCT, API Manzanillo y empresas trasportistas, para implementar acciones que conduzcan a salvaguardar la seguridad de los automovilistas que circulan por las carreteras de la entidad.

En el exhorto, presentado a través de un punto de acuerdo, los legisladores del PVEM indicaron que el autotransporte de carga es el principal instrumento de trasportación en México, movilizándose el 80 por ciento de las mercancías por carretera.

Nabor Ochoa manifestó que se estima que ese sector produce cerca del 3% del Producto Interno Bruto, con ingresos anuales de 544 mil 710 millones de pesos, generando alrededor de 6 millones de empleos directos e indirectos.

Mencionó que la consolidación de Manzanillo como el puerto número uno del país en movimiento de contenedores, ha propiciado un aumento considerable en la circulación de camiones doble remolque, tanto por la autopista Colima-Manzanillo como por la carretera libre.

Recordó el diputado ecologista que a mediados del año 2016, y a raíz de algunos trágicos accidentes carreteros donde se vieron involucrados camiones de carga, se reinició la discusión sobre restringir, e incluso prohibir, los vehículos de carga de doble remolque, discusión que llegó al Congreso de la Unión.

Nabor Ochoa lamentó que al final se impusieran los poderosos intereses de las grandes empresas distribuidoras y logísticas, quienes argumentaron que la prohibición de los dobles-remolques incrementaría el costo del trasporte hasta un 26 por ciento e impactaría negativamente en la actividad económica.

Apuntó que para ello las empresas transportistas contaron con el apoyo incondicional de la propia Secretaría de Comunicaciones y Transportes, y quienes aprovecharon el tema del gasolinazo de enero del 2017 como elemento distractor para enterrar la discusión.

Expresó que en aquel entonces “las autoridades solaparon el exceso en peso y dimensiones, exceso de velocidad, mal estado físico y mecánico de las unidades, falta de medidas para mejorar la seguridad en carretera y no obligar de manera estricta el descanso obligatorio de los conductores de trasporte de carga”.

Es por ello que consideró urgente “atender de manera inmediata la problemática de accidentes carreteros en los que participan camiones de carga pesada, así como proponer aquellas acciones que nos lleven a evitar que se sigan presentando más accidentes mortales en la autopista y carreteras del estado”, concluyó el coordinador del GPPVEM.

Comentarios

Notas Relacionadas