Real Madrid 81, Panathinaikos 74

Gustavo Ayón se lució en el triunfo del Real Madrid por 84 a 71 del Panathinaikos, a bravura del mexicano, en clara curva ascendente después de escapar de la enfermería en febrero, se echó el partido a la espalda y, con seis puntos en cinco minutos, agrandó al equipo 50-37 al minuto 25, Doncic comenzó a mover al mejor Madrid.

Horas después de que se conociera que el propietario del club griego, Dimitris Giannakopoulos, perdía su apelación contra la sanción de Euroliga, los verdes volvían a abrazar la persecución.

Calathes remó y remó el Panathinaikos abrazado al temple de su timonel pero, cuando estaba a un palmo de empatar cuando marcador indicaba 62-61 al minuto 34. Llegó la primera canasta de Llull en el partido para dar aliento a los suyos. Y volvió a colocarse a uno el Panathinaikos, pero llegó entonces el primer triple de Llull. Estaba de vuelta. Había entrado en ebullición y, como si no hubiera pasado el tiempo, hipnotizó a su marcador, se levantó sobre una pierna y embocó el segundo para delirio de la grada (70-63, m. 37). No bastó para apuntillar al Panathinaikos que, contra las cuerdas, se enderezó orgulloso y empató el combate con otro triple monumental de James (70-70, a 2m 19s).

La frialdad de Carroll remató a la fiera con 11 puntos en el último cuarto y un 3+1 crucial ante Calathes. Felipe, el héroe de Atenas, amarró el 2-1 en la eliminatoria.

Comentarios

Notas Relacionadas