En México, asesinatos de jóvenes van en aumento.

Infoecos/Colima

En los últimos diez años, de 2007 a 2016, fueron asesinados 45 mil 339 jóvenes de 15 a 24 años, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En 2007, el primer año de la “guerra contra el narcotráfico”, se reportaron mil 732 asesinatos. La tasa nacional era de apenas nueve homicidios por cada cien mil jóvenes.

Las cifras de 2016 fueron casi tres veces más altas: un total de cinco mil 155 crímenes. Y una tasa de 24 homicidios por cada cien mil jóvenes.

Colima, Zacatecas, Tamaulipas y Morelos presentan los peores panoramas.

En 2007 sus tasas de homicidios juveniles no llegaban a diez. Una década después enfrentan una violencia que ha recaído en la población joven y que los deja con tasas de 95 asesinatos por cada cien mil jóvenes, como es el caso de Colima.

Especialistas aseguran que uno de los principales factores de este incremento es la capacidad de los criminales para atraerlos a sus filas, pero también a que el gobierno olvidó crear verdaderas políticas de prevención y diagnóstico.

El incremento de la violencia en el país y la oleada de homicidios desde hace más de diez años ha cobrado cada año la vida de cuatro mil 300 jóvenes.

Cifra que tocó su punto más alto en 2011, con seis mil 149 asesinatos de personas entre los 15 y 24 años. La tasa nacional fue la más alta: 30 homicidios por cada cien mil jóvenes. Los números en Chihuahua la sobrepasaban cinco veces: 178 decesos por cada cien mil.

“Se presume que estas muertes violentas están relacionadas en gran medida a una actividad criminal, a lo que se conoce como violencia relacionada con disputas criminales”, asegura Edna Jaime Treviño, directora general de la organización México Evalúa.

 

Comentarios

Notas Relacionadas