Japón 0 Polonia 1: Un buen compromiso

Los polacos, que buscaban irse con puntos de Rusia 2018, lograron un triunfo que al final no perjudicó a la selección de Japón por la victoria de Colombia ante Senegal. Los nipones clasifican como segundos del grupo H y se unirán a un sobrecargado cuadro superior que cuenta con todos los grandes favoritos al título  menos España.

Primera parte equilibrada

El partido empezó simultáneamente al de Colombia contra Senegal. Había que estar enterado de lo que pasaba en las dos canchas ya que la situación del grupo estaba muy apretada con Senegal y Japón compartiéndose el liderato (4 puntos) y Colombia en tercer lugar (3 puntos). A pesar de la incertidumbre y del riesgo que podía suponer una derrota contra Polonia, el seleccionador japonés Akira Nishino. salió con un equipo secundario dejando a Haraguchi, Kagawa y Osako sobre la banca

Japón empezó bien el partido y Polonia volvió a mostrar sus limitaciones con la posesión del balón. Lógicamente los nipones casi se ponen arriba en el primer acto después de un error garrafal de Bednarek en el minuto 12, que Okasaki pudo haber transformado en gol. Un minuto después, Muto fue el que tuvo el tanto japonés en sus botas pero Fabianski se interpusó al remate del nipón.

El juego empezaba a equilibrarse un poco y los dos arqueros vivían una tarde tranquila en Volgograd. Fue hasta el 32 que Polonia acarició las redes cuando un cabezazo magistral de Grosicki obligó a Kawashima a protagonizar una de las mejores atajadas del mundial hasta el momento. El arquero mantenía el 0 a 0 que le valía a Japón para llegar a los octavos de final y los dos combinados se fueron al descanso empatados.

La honra de un lado, la clasificación del otro

El segundo tiempo empezó muy equilibrado con los dos equipos generando ocasiones. El partido entre Senegal y Colombia seguía empatado por lo que Japón no cargaba con la obligación de atacar y arriesgar de más. Pero las cosas cambiaron drásticamente cuando Bednarek abrió el marcador al impulsar a las redes un buen tiro libre de Kurzawa (60’). Ahí sí que los japoneses estaban fuera del mundial y tenían que buscar por lo menos el empate. Con el control del esférico buscaron sorprender a Polonia que ya regresaba a su estilo de juego defensivo buscando a Lewandowski por medio de contragolpes.

Japón nunca logró inquietar a Fabianski en el segundo acto y la eliminación se hacía cada vez más real para los hombres de Nishino. Afortunadamente, 15 minutos después del tanto de Bednarek que los eliminaba, llegó la salvación para el cuadro asiático, no de las botas de uno de sus jugadores, sino de un tanto de Yerry Mina contra Senegal en la Samara Arena. Con su gol, el jugador del Barcelona estaba clasificando a Colombia de primero y metiendo a Japón de segundo, dejando fuera a Senegal.

Con la noticia del gol colombiano, los japoneses se hicieron para atrás y decidieron dejar su destino en manos de Colombia. Un gol senegalés u otro tanto polaco los hubiera eliminado por diferencia de goles y llegaron a un acuerdo con su rival del día, que por su parte estaba contento con lograr los tres puntos e irse de Rusia habiendo sumado unidades.

Durante los últimos minutos del partido, japoneses y polacos oficializaron el tratado de paz y movieron el esférico sin interés alguno por buscar el arco rival. Llegó el pitido del árbitro en Volgogrado y tres minutos más tarde se confirmó el resultado de Colombia.en Samara. Los nipones clasificaron pero se integran al cuadro más cargado del torneo que cuenta con Brasil, Francia, Portugal, Uruguay y Argentina, a la espera de que se unan a ellos Bélgica o Inglaterra.

Tom Houdebine

Comentarios

Notas Relacionadas