Por qué la PGR no quiere acatar la sentencia del caso Ayotzinapa.

La Procuraduría General de la República se ha mostrado renuente en dar cumplimiento a la sentencia del caso Ayotzinapa, y es que esta resolución la obliga a crear, entre otras cosas, instituciones no acostumbradas para el sistema de justicia y de procuración de justicia en México.

Estamos acostumbrados, en nuestro país, a que los jueces son meros aplicadores de la ley, sea justa o injusta, es prácticamente imposible ver a los jueces tomando decisiones que no estén expresamente en la ley; sin embargo, este colegiado ordenó a la PGR a reponer el procedimiento, y lo inédito es que la obligó a crear una “Comisión de la Verdad” en este caso tan emblemático para la justicia mexicana.

La Comisión de la Verdad es una figura poco conocida en México, pero en los tribunales de justicia internacional es de lo más común, y solo se ordena cuando se investigan casos graves por la violación a derechos humanos, además cuando hay duda sobre quién o quiénes han cometido esas violaciones, en qué lugar pueden estar las víctimas o, incluso, si los procesos judiciales han sido simulados.

No he visto precedente alguno en México a nivel de tribunales, seguramente el Poder Judicial federal también ha querido mandar un mensaje a la PGR para que entienda que, en delitos de esta magnitud, no debe interrumpir la investigación de los delitos, y más ahora que está transitando hacia una fiscalía general independiente.

El objetivo de sustituir a la PGR o Ministerio Público por una Comisión de la Verdad en la investigación de los delitos, es que no queden impunes los delitos o violaciones graves a derechos humanos y que los responsables enfrenten a la justicia, y es por eso que, aunque ya haya habido procesos y se hayan llevado a cabo investigaciones, pueden reiniciar un proceso a través de una Comisión de la Verdad. Realmente estamos viviendo otros tiempos, en donde poco a poco las instituciones irán haciendo bien su papel.

Lo que le ha ocurrido a la Procuraduría General de la República es que en la sentencia ha sido señalada como la institución que ha simulado la investigación, y los jueces federales han dicho que se reponga todo el procedimiento, incluso ha ocasionado la salida de varios de los presuntos acusados, por haberse demostrado tortura, y ordena crear la Comisión de la Verdad; esta comisión que a decir de muchos es inconstitucional, porque señalan que no está en la ley y ni siquiera en la Constitución, sin embargo, no lo es.

La determinación del colegiado sí tiene un sustento legal, está tanto en la Constitución como en una ley especial; la misma Constitución, en sus primeros artículos, establece que el Estado mexicano está obligado a evitar que se violen los derechos humanos, y que se atienda a las víctimas por las violaciones a sus derechos, y es que en el 2013 se crea la Ley General de Víctimas, y esta legislación que protege exclusivamente derechos de víctimas establece que las autoridades deben investigar con base en el derecho a la verdad, además están obligadas a encontrar la causa que originó el delito y a erradicarlo a través de medidas de no repetición, por lo tanto, los jueces, principalmente de 2011 a la fecha, sí tienen facultades para crear cualquier institución, a fin de investigar la verdad en determinados hechos en donde se han cometido delitos o violaciones graves a derechos humanos.

La Procuraduría General de la República no quiere atender esta sentencia, simple y sencillamente porque es penosa la consecuencia. Esta resolución lo que le dice es que esta institución investigadora, en vez de haber llevado a cabo su función investigadora, ocultó hechos, torturó personas y tergiversó la verdad; ojalá el Estado mexicano y la misma institución trabajaran en darle un mejor carisma de resultados eficaces a este caso, lo anterior en beneficio de la procuración de justicia… Hay cosas que no se pueden defender, y éste es uno de ellos.

 

http://angelduran.com/libros.php

 

Comentarios

Notas Relacionadas