Gays y católicos nicaragüenses exigen renuncia de Ortega.

Managua.-

 

Opositores nicaragüenses, incluidos los gay con banderas multicolores en la calle y católicos dentro de las iglesias, exigieron este jueves la renuncia del presidente Daniel Ortega y el cese de la violencia que deja unos 220 muertos en poco más de dos meses de protestas.

Sonando bocinas, con paraguas y pañuelos de colores, y banderas nicaragüenses, grupos del movimiento de diversidad sexual se manifestaron en una céntrica avenida del suroeste de Managua.

“En esta dictadura también nos hemos sentido sin derechos. Somos parte de esta nueva revolución. Ortega tiene que irse”, dijo Dámaso Vargas, transgénero de 25 años que dijo vestir de negro por “los asesinados” y “la muerte de la República”.

En otro punto de la ciudad, el nuncio apostólico Waldemar Stanislaw presidía la misa del Santísimo en la Catedral: “El papa Francisco nos pide ser constructores de la paz de Cristo, llamando a que cese toda violencia, que se evite un inútil derramamiento de sangre”, dijo en la homilía.

“Vine a pedir que termine la masacre y se vayan del país. Lo que han hecho no tiene nombre”, declaró Nidia Vargas, de 70 años. “Le pedimos al Señor por la paz que este gobierno nos quitó”, declaró Auxiliadora Martínez, de 60 años.

Con la mediación de la Iglesia católica, el gobierno y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia -de la sociedad civil- reanudaron este jueves pláticas a nivel de mesas de trabajo, para intentar destrabar el diálogo que busca resolver la crisis.

 

Comentarios

Notas Relacionadas