Interés Público.

PRIMERO DE JULIO

El próximo domingo será un día de gran trascendencia para nuestro país, pues se elegirán, democráticamente, un presidente de la República, 500 diputados federales, 128 senadores, ocho gubernaturas y un jefe de Gobierno, 16 alcaldías (CDMX), 972 diputaciones locales, mil 596 ayuntamientos, mil 664 sindicaturas y 12 mil 013 regidurías.

La del domingo es una elección fundacional, por la cantidad histórica de cargos que se disputarán electoralmente. De ahí la importancia de que el ciudadano vote de manera libre, reflexiva, analizando profundamente las propuestas y los perfiles de todos los candidatos.

Particularmente en Colima, más de 500 mil ciudadanos podrán votar el 1 de julio, para con su sufragio definir a diputados federales, senadores, presidentes municipales y diputados locales. Por lo tanto, el próximo lunes tendremos certeza de quiénes serán nuestros representantes populares.

En ese sentido, hay varios escenarios electorales que se pueden suscitar a nivel nacional, principalmente en la elección para presidente de la República. De acuerdo a un estudio que realizó Integralia consultores, el Estado mexicano enfrenta el reto de organizar la elección más grande de la historia del país en un entorno social y político de enorme complejidad.

Este reporte enumera los riesgos globales para la certeza del proceso electoral 2018 y la gobernabilidad del país, durante tres momentos: 1) preparación de la elección y campañas, 2) jornada electoral y 3) periodo post electoral.

Para que se materialice un riesgo debe combinarse una amenaza y una vulnerabilidad. La reforma electoral de 2014 centralizó la organización de los comicios en el Instituto Nacional Electoral (INE) y dio pie a una sobrerregulación del sistema al pasar de 394 artículos en el anterior Cofipe (Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales) a 590 artículos distribuidos en dos leyes: Ley General de Partidos Políticos y la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales.

Como parte de las nuevas competencias del INE, se estableció la “casilla única”, con el objetivo de reducir costos y mejorar los estándares de los procedimientos electorales en la recepción del voto. El principal cambio es que el 1 de julio los mexicanos votarán en una sola mesa tanto las elecciones federales como las locales (antes había una mesa para la federal y otra para la local).

Asimismo, la de 2018 será la elección más grande de la historia, ya que se mandató la concurrencia de las elecciones locales con la federal. Como resultado, habrá elecciones locales en 30 entidades para más de 18 mil puestos de elección popular. El INE ha sido responsable de definir la ubicación de las 156 mil 899 casillas que se instalarán, así como de capacitar a casi un millón y medio de funcionarios de casilla e integrar sus mesas directivas. En el caso de Colima, serán más de 900 casillas las instaladas en todo el estado.

Integralia consultores expone que la reforma del 2014 dejó algunos vacíos normativos y algunos cambios que han generado controversia. Entre las vulnerabilidades identificadas, el reporte consideró el escrutinio y cómputo de las casillas, pues en varios estados se entregarán a los ciudadanos hasta seis boletas electorales (presidente, senadores y diputados y las locales que correspondan).

Con la casilla única, los funcionarios tienen que realizar el cómputo de todos los votos de las elecciones federales y locales, y solo hasta que concluyan todo, se procede al llenado de las actas respectivas. Anteriormente, la mesa federal realizaba su escrutinio y cómputo y la mesa local hacía lo propio, con lo cual el llenado de actas era más rápido y expedito.

Otra vulnerabilidad identificada es la simultaneidad de cómputos federales y locales: la ley establece que el conteo de votos de las elecciones federales y locales debe hacerse de manera simultánea. Para ello, los seis funcionarios de casilla se dividen en dos equipos. Empero, en elecciones pasadas ha existido presión de representantes de partidos políticos para que el conteo se realice de manera secuencial (ello, porque en ocasiones algunos partidos solo cuentan con un representante de casilla). Aunque la ley establece la simultaneidad, en los hechos la presión de partidos puede obligar a que el conteo sea secuencial, atrasando así el flujo de resultados.

Un factor también en consideración es el humano: los funcionarios de casilla se pueden cansar, pues su jornada inicia a las 7:30 horas y podrá extenderse en muchos casos hasta altas horas de la madrugada del día siguiente, lo que puede provocar deserción antes de concluir el cómputo, abandono de paquetes electorales, contratiempos en su traslado o que no firmen las actas de votación.

Ante esto, es importante que las autoridades electorales tomes previsiones y estén totalmente preparados para actuar en caso de alguna contingencia. En días pasados se ha informado cabalmente de la preparación de los funcionarios de casillas. Sin embargo, lo primordial es que los ciudadanos votemos libremente y ejerzamos este derecho; para eso fueron los más de tres meses de campaña y propaganda política, en algunos casos positiva y en otros como parte de una estrategia de guerra sucia.

EL DÍA DESPUÉS

No se puede conocer, con total certeza, que sucederá después de la elección. Por eso, ante cualquier escenario, debe imperar la razón y confiar en el trabajo que cientos de miles de ciudadano realizan para darle certidumbre a la elección 2018. Es imperativo, pues, el respeto a las instituciones, particularmente el INE, cuya ciudadanización se logró precisamente para darle legitimidad y certeza a las elecciones en México.

Ya no son los tiempos del viejo PRI, cuando Manuel Bartlett estaba en la Secretaría de Gobernación y se encargaba de la organización de las elecciones. El tiempo en que las elecciones eran ordenadas y dirigidas por la Presidencia de la República quedó atrás, como un pasado ominoso y antidemocrático.

Ahora las elecciones las organizan los mismos ciudadanos, coordinados por el INE, cuya autonomía y credibilidad está afuera de toda duda. Y es que la democracia en México, a partir de este nuevo milenio, está bien consolidada y tiene el aval de organismos internacionales y las democracias de otros países.

En su momento, el INE dio a conocer que Kofi Annan, exsecretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), será una de las cien personalidades y organizaciones acreditadas como observadores electorales el próximo 1 de julio. Kofi Annan, en su administración como secretario general adjunto de la ONU, produjo un incremento en el tamaño y alcance de las operaciones de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz.

De acuerdo con el Instituto Electoral, las organizaciones ciudadanas que participen como observadores electorales durante las votaciones están obligadas a presentar un informe sobre el origen, monto y aplicación que obtuvieron para el desarrollo de sus actividades ante el Consejero General del INE.

Los ciudadanos extranjeros podrán conocer e informarse respecto al desarrollo de los procesos electorales federales, solo bajo la figura de visitantes. Actualmente, el INE tienen registrados más de cien observadores extranjeros, los cuales pertenecen a misiones de la Organización de Estados Americanos, la Unión de Organismos Electorales del Continente Americano, la Fundación para los Sistema Electorales, IDEA Internacional y la Fundación Annan.

Los ciudadanos tienen que tener la certeza de que la elección del próximo domingo será una de las más vigiladas en la historia. Sin embargo, eso nos descarta que ciertos actores políticos construyan un discurso del fraude para socavar la integridad y legitimidad de la misma institucional electoral, con el cuento de que las encuestas ya dieron un ganador. La verdadera encuesta, la única que cuenta, es la del domingo, por lo que ningún actor político se puede decir ganador hasta que concluya la jornada electoral.

Por eso, el día después de la elección, independientemente del resultado, los ciudadanos debemos unirnos y trabajar para seguir aportando al desarrollo del estado y nuestro país. No se puede descartar que haya impugnaciones y mucho ruido político, pero serán las instituciones mexicanas las que diriman cualquier controversia.

La construcción de nuestro país nos ha costado más de dos siglos, 200 años en los que hemos tenido guerras internas y establecido un proceso de desarrollo que, hasta la fecha, sigue vigente. Las instituciones son indispensables contrapesos para garantizar el equilibrio de poderes en nuestro país y que no desemboquemos, como en el pasado, en los caudillismos y en la percepción de que el progreso de México es causa de una persona.

Eso tiempos quedaron atrás y ahora vivimos en una democracia que se ha consolidado, pero sobre todo, que es ejemplo para otros países. Por lo tanto, es fundamental el respaldo ciudadano a nuestras instituciones, particularmente al INE, cuya función es vital para que en México la democracia siga fortaleciéndose.

FINANZAS RESPONSABLES, ALICIENTE PARA PAGAR IMPUESTOS

El Congreso del Estado aprobó una prórroga para beneficiar a los contribuyentes del impuesto sobre la tenencia o uso de vehículos, quienes podrán gozar del subsidio del cien por ciento de la tenencia, siempre y cuando estén al corriente de los impuestos correspondientes al predial y el holograma vehicular, entro otros más, antes del 31 de julio.

Este beneficio se explaya porque es importante concientizar a los ciudadanos para que tengan una cultura fiscal, sobre todo que entiendan la obligación que representa el pago puntual de nuestros impuestos, aunque sea un tema que causa reticencia o aversión.

Gran parte de esta animadversión al pago de impuestos, más que a una desidia, se debe a que los ciudadanos ven nulos resultados en los gobiernos y un pésimo manejo financiero, tal es el caso de la mayoría de los municipios del estado, particularmente el de Colima, Villa de Álvarez, Tecomán y Cuauhtémoc, cuyos adeudos han crecido exponencialmente y es poca la obra pública generada.

En el caso del Gobierno del Estado se ha visto reflejado, en los últimos dos años, un saneamiento de las finanzas públicas, lo que ha permitido racionalizar el gasto público y fortalecer la política fiscal del estado. Y esto ha ocurrido porque los ciudadanos ven resultados tangibles de este buen trabajo financiero.

Por otro lado, al estado le conviene aumentar de manera directa los ingresos propios y mejorar la posición relativa del estado frente al resto de entidades del país en las fórmulas de distribución de las participaciones, porque de esa forma tendrá mayores transferencias del ramo 28 para Colima. Es decir, mejora la recaudación, el gobierno federal le regrese una parte de los recursos al estado.

De igual forma, con esta prórroga, la legislatura local dota de mecanismos para apoyar el bolsillo y poder adquisitivo de los colimenses, buscando acciones reales que les generen un beneficio, con la debida prudencia de no afectar las finanzas públicas y otras áreas de interés para la sociedad.

La ampliación del plazo para obtener el subsidio del impuesto sobre tenencia –o uso de vehículos– va íntimamente relacionado con el plazo del pago del derecho por la renovación anual de la calcomanía fiscal vehicular, ya que pagando el holograma vehicular es como se obtiene el subsidio a la tenencia, así como los demás impuestos antes mencionados.

Para la elaboración de la iniciativa aprobada se consultó a la Secretaría de Planeación y Finanzas sobre el impacto presupuestario, cuya dependencia manifestó que no impactaría a las finanzas del estado, por encontrarse subsidiado ya el impuesto sobre tenencia o uso de vehículos. Esto representa un gran apoyo del Gobierno del Estado para la ciudadanía, pues muchas entidades tienen parcialmente subsidiado este impuesto o, de plano, lo cobran en su totalidad.

Colima es una de las entidades de la República que más vehículos tiene por habitante, pues de cada tres habitantes dos tienen vehículo, y es normal que una familia tenga entre dos o más carros. De ahí la importancia de que los ciudadanos cumplan con el pago puntual del holograma vehicular para acceder a este beneficio del subsidio de la tenencia vehicular.

Es un aliciente para el cumplimiento de las obligaciones fiscales ver que un gobierno, en el tema financiero, hace esfuerzos significativos para fortalecer la hacienda pública, innovar y modernizar los mecanismos de recaudación fiscal estatal y generar así, con los recursos de los colimenses, las acciones de impacto social que requiere la población para su beneficio.

 

Comentarios

Notas Relacionadas