Mi renuncia está en la mesa: Rogelio Rueda.

Infoecos/Colima

Luego de los pésimos resultados obtenidos en la jornada electoral del pasado domingo, en los que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) no logró obtener ninguna diputación de mayoría y encabeza las preferencias electorales únicamente en dos de los 10 municipios, además de haber perdido la elección federal (Presidencia de la República, Senado y diputación federal, el dirigente de dicho instituto político en el estado, Rogelio Humberto Rueda Sánchez, afirmó que su renuncia “está en la mesa”.

Sin embargo, el líder priísta condicionó su dimisión a la dirigencia estatal del PRI, expresando que primeramente se debe realizar un análisis completa de lo ocurrido en la pasada jornada electoral y “realizar una reestructuración a fondo de la estructura partidista”.

Rueda Sánchez afirmó que el pasado lunes se llevó a cabo una reunión de la dirigencia estatal del PRI con todos sus comités municipales, candidatos a cargos de elección popular y sectores de este instituto político, donde dijo que puso su “renuncia sobre la mesa”, la cual, según él, “no fue aceptada”.

Cabe mencionar que Rueda Sánchez durante el proceso electoral, previo a la jornada comicial, se comprometió públicamente en una estación de radio a presentar su “renuncia a la dirigencia estatal del PRI en caso de no mejorar los resultados electorales obtenidos en 2015”, y de ser así se fijo como fecha para su renuncia el pasado lunes 2 de julio.

En conferencia de prensa, Rueda Sánchez fijó el posicionamiento del PRI en torno a la jornada electoral del pasado domingo, los resultados electorales e incluso de las acciones y decisiones previas tomadas en la elección de candidatos, así como lo que le depara al Revolucionario Institucional al no tener prácticamente diputados en la siguiente legislatura y tan solo dos alcaldías.

El priísta señaló que el pasado lunes convocó a una reunión “de evaluación con dirigentes municipales, candidatos, para poder hacer el planteamiento (su renuncia a la dirigencia del PRI). Iniciamos una primera evaluación estatal y ahí se decidido hacer las cosas diferentes, esto es, iniciar con evaluaciones municipales y una vez concluidas estas realizar un concentrando y diagnóstico estatal para tomar las decisiones”.

En este sentido, anunció que a partir de esta semana se habrán de iniciar con esos diagnósticos en los comités municipales del PRI y, una vez que se tenga el análisis estatal, tomar las decisiones y convocar al Consejo Político Estatal para tomar las mejores determinaciones.

“Mi renuncia a la dirigencia del PRI estatal está desde ayer. El planteamiento es que hagamos la transición sólida y que no se quede tirado ningún procedimiento dentro del partido”.

Afirmó que si bien su nombramiento como dirigente estatal del PRI vence en el año del 2020, “lo que sí puedo asegurar es que no voy a terminar ese periodo. Puede ser en una semana, un mes, pero es un proceso que se habrá de llevar al interior del partido y será un proceso en orden, pues no basta con la renuncia de un dirigente para corregir lo que se tiene que corregir”.

REESTRUCTURACIÓN

Asimismo, el dirigente estatal priísta refirió que el PRI deberá de renovarse, de refrescarse y fortalecerse para seguir teniendo presencia en el estado e ir mirando al futuro.

Sobre esa reorganización del PRI, señaló que se debe de hacer antes del inicio del siguiente proceso electoral con la finalidad de conservar la gubernatura del estado.

Respecto a los resultados electorales reconoció que hubo “una circunstancia nacional” que termino afectando al PRI, pues señaló que hubo buenos candidatos y excelentes propuestas, sin embargo, no les ajustó por esa situación que se dio a nivel nacional, donde el PRI y el PAN fueron avasallados por el candidato Andrés Manuel López Obrador.

MÁS AFECTADO EL PAN

Rogelio Rueda mencionó que a nivel estatal, “los resultados fueron distintos a las expectativas generadas”, y señaló que en un primer análisis “es que se tuvo una ola que también llegó a Colima y que redituó votos a Morena-PT-PES”.

Rogelio Rueda afirmó que “asume y acepta los resultados obtenidos” en la jornada electoral, indicando que “esa fue la voluntad de la ciudadanía”.

Dijo que el PRI mostrará disposición de colaboración en el Congreso local y en los ayuntamientos en los que no obtuvo el triunfo.

Reiteró que el PRI requiere una “transformación profunda y tenemos compromiso con más de 80 mil gentes que nos dieron su confianza y su voto. Somos un partido político que no vive solo para elecciones”.

Hizo un análisis de los resultados electorales obtenidos, señalando que el PAN perdió más que el PRI, pues perdió prácticamente en todos los municipios donde gobernaba y también en el Congreso. “El PAN gobernaba prácticamente al 90 por ciento de los colimenses y ahora es el gran derrotado de la elección. El PAN perdió la confianza ciudadana, la cual había obtenido en 2015”.

 

Comentarios

Notas Relacionadas