Pide Pinto Torres abatir cacería furtiva del jaguar.

Infoecos/Colima

 

El diputado Francisco Javier Pinto Torres, de Nueva Alianza, urgió a la Procuraduría Federal de Protección Ambiental (Profepa) y a autoridades involucradas en la materia, a tomar las medidas para mitigar los impactos de la infraestructura carretera en corredores biológicos, para proteger especies como el jaguar mexicano y evitar su caza furtiva.

El también secretario de la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la Cámara de Diputados indicó que de acuerdo con la Alianza Nacional para la Conservación del Jaguar han muerto ejemplares de esta especie por atropellamiento en zonas de protección biológica en diversas entidades, debido a que no existe una planeación que impida que esta población se vea afectada por el flujo vehicular en carreteras.

Apuntó que estas zonas de flujo son áreas de riesgo para una especie que fue declarada en peligro de extinción desde 2010 por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y que hoy celebra un crecimiento poblacional de hasta 20 por ciento en ocho años.

Sin embargo, “no podemos bajar la guardia en su protección y preservación”, subrayó el también secretario de la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la Cámara de Diputados.

Detalló que, hasta junio de este año, con base en lo que reveló el Segundo Censo Nacional del Jaguar y otros Felinos, en México se tiene un registro de cuatro mil 800 jaguares.

Dicho estudio, precisó, también revela que hubo un incremento de 20 por ciento entre 2010 y 2018.

El diputado por Colima dijo que eso se logró gracias a las acciones de protección y recuperación de la masa forestal del gobierno federal, a través de los gobiernos estatales, de la Semarnat y de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp).

Abundó que, según la Semarnat, esta especie endémica habita en 18 de 21 países latinoamericanos, México entre ellos, y que en el país, el jaguar se distribuye a lo largo de las vertientes del Golfo de México y del Océano Pacífico, los estados del centro y hasta la Península de Yucatán.

En el caso de Quintana Roo, donde habita casi el 50 por ciento de esta especie de felinos que hay en el territorio nacional, aún tiene pendientes en cuanto a emprender acciones afirmativas en zonas de alto flujo vehicular, como los corredores biológicos, para lo cual sugirió realizar estudios más precisos sobre el impacto ambiental.

Por ello, exhortó a la Profepa a reforzar los operativos para detectar y reducir la cacería furtiva del jaguar y las presas que consume, así como emprender mecanismos que permitan una mayor participación de la sociedad para evitar la captura y extracción de ejemplares en peligro de extinción como éste.

 

Comentarios

Notas Relacionadas