Crisis sanitaria en colonias, por basura no recolectada.

Infoecos/Colima

Tras casi ocho días sin que se pueda resolver el problema de falta de unidades que impide que los trabajadores de la dirección de Servicios Públicos realicen la recolección de la basura que se deposita en las calles, existen condiciones para que la situación se convierta en un problema sanitario de graves consecuencias.

En este sentido el secretario general del Sindicato de Trabajadores del Ayuntamiento de Colima, Arturo León Alam, indicó que personal de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coespris) ha tomado cartas en el asunto debido a que en varias colonias no se ha podido recolectar, durante varios días la basura.

Consideró que la intervención de las autoridades sanitarias a nivel estatal podría ser un factor que contribuya a resolver esta crisis, dado que las autoridades del Ayuntamiento no muestran deseos de resolver la situación.

Mencionó que la crisis sanitaria se ha generado en colonias como La Albarrada, Torres Quintero, Pimentel Llerenas, Los Jazmines y Los Miradores, entre otras, donde el retraso en la recolección de residuos desde hace tanto tiempo representa alrededor de 24 toneladas de basura que ha pasado demasiado tiempo en las calles.

En el mismo sentido propuso la renta de cuatro camiones recolectores de basura para poder alternar así el mantenimiento de las unidades existentes y ya no detener la salida de las rutas de recolección.

“La situación es un caos al haber un déficit del 50 por ciento del parque vehicular en el área de recolección de basura y sólo se ha intentado darle una pequeña arreglada a los camiones que por falta de mantenimiento adecuado tienen problemas de motor, frenos, luces, llantas, así como en las prensas para compactar los residuos”, insistió.

En el mismo sentido el dirigente sindical rechazó las insinuaciones del alcalde Héctor Insúa García, en el sentido de que las unidades recolectoras sean sufran sabotaje de parte de los trabajadores, y recordó: “trabajamos para la gente de Colima no para el presidente municipal”.

Finalmente lamentó que la situación haya derivado en un problema personal entre el alcalde y los trabajadores ya que han comenzado a darse “venganzas” de su parte hacia los sindicalizados lo que ha impactado la aprobación de jubilaciones, el pago de quinquenios y se ha hecho trabajar una jornada extendida a los trabajadores, lo que viola los artículos 48, 62, 68 y 69, fracción novena, de la Ley de Trabajadores.

Comentarios

Notas Relacionadas