Protestan aficionados del Atlas contra jugadores y directiva.

Los aficionados del Atlas no pudieron más con el mal paso del equipo y, hartos de los malos resultados, algunos barristas se presentaron en la instalaciones del club la mañana de este jueves para manifestarse en contra de jugadores y directiva, por el pésimo paso en las primeras seis fechas del Torneo Apertura 2018.

Hasta ahora, Atlas es el único equipo que no ha marcado gol en lo que va del certamen. Un récord vergonzoso para el actual sotanero de la clasificación, con apenas dos unidades sumadas, de las 18 que ha disputado.

Esta manifestación no se trata de un hecho aislado: es ya la cuarta ocasión que ocurre afuera de las instalaciones donde entrena el equipo. Una vez más, la molestia, además de los jugadores, fue en contra del actual presidente del equipo, Gustavo Guzmán, quien es blanco de repudio por parte de los aficionados.

“Mucha fiel para tan poco equipo”, se pudo leer en una de las dos mantas colgadas en la calla. En la otra, el mensaje era: “La hinchada tiene huevos, ustedes no. Lárguense”. Junto a esa segunda consigna, uno de los aficionados del Atlas sostenía una bolsa llena de blanquillos. Así, protestaron por lo que califican como “falta de entrega” por parte de los futbolistas.

Mientras la policía vigilaba, los cánticos también aparecieron, “Mira, mira, qué vergüenza. Mira, mira, qué dolor. Que se quiten la camisa y se la den al hincha que juega mejor”, corearon los barristas, quienes subían la intensidad de su protesta cada vez que la puerta de las instalaciones se abría, para que los jugadores pudieran escucharlos.

“Escuchen jugadores, hay que poner más huevos, hace 60 años no salimos primeros”, continuaron los aficionados con su canto. Tal como ocurre en la tribuna del Estadio Jalisco, desde hace varios partidos, explotó el grito en contra del presidente del equipo: “¡Fuera Guzmán, fuera Guzmán!”. El enojo con el dirigente no disminuye y la afición explotó, apenas un día antes del Clásico Tapatío.

 

Comentarios

Notas Relacionadas