Se han resuelto 45 % de los recursos presentados este año en la CDHEC.

Infoecos/Colima

En la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Colima (CDHEC) se trabaja de día o de noche para atender las violaciones a los derechos fundamentales, mismas que se suscitan en cualquier momento o que requieren atención urgente cuando una persona está privada de su libertad bajo la supervisión de alguna de las dependencias policiales para cerciorarse de su estado físico o que no están incomunicados, y así darle la tranquilidad a su familia de que recibirá un proceso justo.

En entrevista con el Ecos de la Costa, Sabino Hermilo Flores Arias, presidente de la CDHEC, señaló que este organismo público defensor está conformado por un equipo que brinda los mejores resultados a la sociedad, y cuando se afirma que no trabaja, se lesiona su desempeño.

Consideró que a pesar de las carencias y limitaciones presupuestales, ya que esta Comisión es la que tiene el menor número de personal de otras dependencias similares en todo el país, se ha cubierto más del 45 por ciento de los recursos concluidos.

Reconoció que efectivamente la actividad que más llama la atención de su trabajo es el resultado de las investigaciones que realiza a partir de la denuncia de violaciones a los derechos humanos de los ciudadanos, cuando realiza señalamientos hacia las autoridades municipales, estatales o incluso federales.

De esta manera, detalló que en lo que va del año han recibido 260 quejas ciudadanas, de las cuales se han resuelto 116, y aclaró que no todas las quejas concluyen en recomendaciones o documentos de no responsabilidad.

“Existen, como en todos los procesos, aquellas salidas alternas o formas diversas de solución de controversias, las cuales dan justicia al tema, de ahí que 36 de las quejas recibidas resultaron de competencia de la Comisión Nacional de Derechos Humanos y se remitieron para su investigación”, precisó.

De esta lista, mencionó que otras 32 quejas fueron sobreseídas por falta de interés del quejoso; otras 23 en las que hubo un desistimiento de los quejosos y 15 más que quedaron resueltas, porque durante el proceso se tuvo el acercamiento con las autoridades señaladas y se suscriben convenios para resarcir el daño, se corrija la situación denunciada.

Indicó que también hay cuatro quejas que se desecharon por no ser competencia de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Colima, y por eso no tuvieron continuidad, además de que hay quejas por casos de tortura que requieren la práctica de una prueba denominada Protocolo de Estambul, donde interviene un equipo de peritos y especialistas del que no dispone la Comisión.

“En este caso se requiere la intervención de un equipo de médicos, psicólogos y abogados expertos en el protocolo, y para subsanar la carencia de ellos, se solicitó el apoyo de la Comisión Nacional de Derechos Humanos que nos enviarán a estos expertos durante este mes para realizar estos exámenes, lo que incluye 15 expedientes en estas circunstancias”, detalló.

Afirmó que aunque esa parte de su trabajo implica la consumación de una violación a un derecho fundamental y señaló que hay gran cantidad de abusos, violaciones u omisiones al cumplimiento de obligaciones de las autoridades que se pueden prevenir.

Insistió que esta vertiente se debe de atender desde el enfoque de la difusión de los derechos, la capacitación y realización de esquemas de instrucción como talleres, charlas, conferencias, diplomados, que tiene que multiplicarse para evitar que se generen este tipo de violaciones.

“Hay que trabajar en la prevención de la discriminación, la violencia, los abusos de autoridad, y eso permitirá avanzar en el tema del respeto a los derechos, sino evitar que se generen otras violaciones”, finalizó.

Comentarios

Notas Relacionadas