Grave la corrupción en sector de obra pública: Osafig.

Ecos de la Costa

Infoecos/Colima

La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) y el Órgano Superior de Auditoría y Fiscalización Gubernamental (Osafig), firmaron un convenio de colaboración a fin de fortalecer las acciones anticorrupción, todo esto en el marco del Día del Constructor.

El convenio fue signado entre el ingeniero Jorge Morales por parte de la CMIC y la maestra Indira Isabel García Pérez, por el Osafig.

En su mensaje, Indira Isabel García Pérez destacó que “ahora que iniciamos una transformación, aquella en la que muchos han puesto grandes esperanzas, tenemos que ser conscientes que necesitamos la unión de fuerzas, y comprometernos todos por un mejor país”.

“Tenemos claro el problema de la corrupción y lo que ha afectado a nuestro país, pero también somos conscientes que se han tomado medidas que no han calmado los reclamos sociales y que no han acabado con este flagelo para la sociedad”, destacó la Auditor Superior del Estado.

Expresó que “ante estos reclamos insatisfechos nació por fin el Sistema Nacional Anticorrupción, una Ley General de Responsabilidades Administrativas y se generó la obligación para cada una de las entidades federativas de expedir leyes y realizar adecuaciones normativas en dichas materias”.

En otra parte de su mensaje dirigido a los empresarios de la construcción les dijo que “no vengo a descubrir aquí el hilo negro si digo que una de las más graves fuentes o formas de corrupción se encuentran en el sector de obra pública y del desarrollo urbano.

“En este sector los casos documentados resaltan por las pérdidas humanas generadas, por la destrucción o deterioro del medio ambiente, por el enriquecimiento ilícito al disponer de recursos públicos destinados a la obra pública, por el beneficio particular de aquellas personas físicas o morales privadas que hacen uso indebido de esos recursos derivados de los contratos que legal o ilegalmente obtuvieron con entes públicos”, señaló García Pérez.

En otra parte de su mensaje, la titular de Osafig dijo que “mientras la corrupción crece aceleradamente, algunos podrían creer que ésta es una especie de lubricante del sistema, que hace que las cosas sucedan e incluso que, con cinismo, podrían decir que la corrupción genera derrama económica, que tiene efectos multiplicadores en nuestra economía”.

“Pero combatir la corrupción es algo que tenemos que hacer no sólo por razones éticas, morales o legales; lo tenemos que hacer porque es lo que como sociedad no nos ha permitido crecer en términos económicos, sociales, políticos y hasta humanos”.

Agregó que “hemos vivido preocupados sin ocuparnos de lo que está ante nosotros, a sabiendas que conocemos a detalle la corrupción en la precontratación, contratación y postcontratación de la obra pública, existe incertidumbre ante la omisión de nuestros legisladores de regular con precisión la materia de obras públicas, propiciando en muchos de los casos el financiamiento innecesario de obras que no traen consigo un beneficio social, o que implican sobrecostos, opacidad, o una calidad cuestionable; que hay omisiones en procedimientos en la supervisión de las obras y que se busca el beneficio de intereses de grupos especiales, a costa de las contribuciones de los mexicanos, a costa del bien común”.

Expresó que es fundamental puntualizar que el trabajo para combatir la corrupción, es de todos, que uniendo esfuerzos para evidenciar lo que se debe y lo que no se debe hacer, de accionar los medios legales para denunciar e investigar delitos, faltas administrativas y sancionar a los responsables.

Con ello, no se incita a denunciar sin indicios, ya que la responsabilidad de cada uno de nosotros es la de actuar de forma objetiva, lo que también implica el proteger los derechos humanos, puesto que se ha convertido en regla general, la desinformación y con ello se violentan los derechos de muchos que simplemente no son los operadores del sistema.

“Colima y sus instituciones son nuestro principal objetivo de fortalecimiento para recuperar la confianza de los colimenses, de convencerlos con acciones que estamos trabajando para combatir la corrupción”.

Enseguida, la titular de Osafig festejó la creación, en nuestro estado, del Sistema Estatal Anticorrupción, como también la creación y adecuación del marco normativo en materia de responsabilidades administrativas. “Debemos ser perseverantes, optimistas y pacientes en su implementación; estén seguros que, de nuestra parte, cualquier decisión siempre estará apegada a derecho, la cual indudablemente será la mejor que le convenga a Colima y a los colimenses”.

“En los entramados de corrupción hay algunos que participan por ambición, por avaricia, por falta de ética; pero hay otros que quieren hacer las cosas bien, que sí tienen consciencia, pero que no encuentran la manera de sobrevivir en un sistema que juega bajo las reglas de la corrupción y, ante la falta de alternativas, participan obligados en la corrupción.

“Pero también hay otros que pintan su raya, que dicen ya basta y que combaten la corrupción incluso cuando esto trae para ellos costos personales, que dicen no más incluso cuando se afectan sus propios intereses”, dijo García Pérez.

 

DEBEMOS DESTERRAR LOS LASTRES: CMIC

Por su parte, el dirigente de la CMIC, Jorge Morales, dijo que al actual comité directivo de esta cámara, le correspondió formalizar su postura en materia de anticorrupción, para lo cual integró una comisión, a la cual se integraron los afiliados de la Cámara de manera voluntaria, siendo la más numerosa, lo que es un reflejo inequívoco de la importancia y de la necesidad que tienen como integrantes del sector de la construcción “para desterrar de una vez por todas este lastre que afecta nuestra capacidad empresarial, violenta nuestros valores como ciudadanos y afecta el nivel de vida de los colimenses”, dijo el dirigente estatal de la CMIC.

Destacó que como empresarios de la construcción “somos un eslabón más de la cadena, al mismo tiempo manifestamos que pondremos todo lo que nos corresponde para fortalecerla en este difícil camino. Así, se nos han cerrado puertas, por no acceder a ser parte de la ilegalidad, pero hemos encontrado aliados que nos motivan a continuar con esta labor inédita de señalar, denunciar, pedir y exigir simplemente que se cumpla la ley”.

El presidente estatal de la CMIC dijo que ya no se limitan a pedir piso parejo, tenemos instrumentos valiosos para el combate a la corrupción, nuestra delegación protocolizó la ley 3 de 3, para definir el desarrollo de sus integrantes de nuestro comité directivo; contamos con un código de ética y un protocolo de actuación para el diario comportamiento empresarial de nuestros agremiados.

Jorge Morales mencionó que como parte de ese proceso de mejora continua, la CMIC programó la firma de un convenio con el Osafig, para el combate a la corrupción, en donde las partes expresan la voluntad de tener un estrecho intercambio de conocimientos, experiencias, cursos y recursos, con la finalidad de fortalecer el cumplimiento de sus facultades y objetivos, así como la de realizar un trabajo conjunto en su lucha en el combate contra la corrupción a favor de la sociedad colimense.

 

Comentarios

Notas Relacionadas