Del abandono al Paseo Río Colima.

Infoecos/Colima

El programa Rescate de Espacios Públicos implementado por el Gobierno del Estado que encabeza José Ignacio Peralta Sánchez, en coordinación con el Programa Nacional de Prevención de la Violencia y la Delincuencia, busca recuperar lugares de encuentro comunitario, recreación e interacción social, de zonas urbanas que presentan características de inseguridad y marginación.

La presente administración tiene como tarea recuperar dichos espacios, fortalecerlos con infraestructura, así como con actividades que vayan encaminadas a la convivencia familiar y vecinal. Lo que lleva a la reconstrucción del tejido social, expuso la directora del Centro Estatal de Prevención de la Violencia y la Delincuencia con Participación Ciudadana (CEPSVD), Martha Patricia Victórica Alejandre.

A través de este programa, la administración estatal da cumplimiento a una de las metas trazadas en el Plan Estatal de Desarrollo 2015-2021, en el Eje III: Colima Seguro, como parte de la Estrategia de Prevención Social; cuya Línea de acción es el Rescate de Espacio Públicos.

La titular del CEPSVD refirió que son espacios que han sido abandonados o que por sus condiciones presentan factores de riesgo para la violencia o para que se susciten hechos de delincuencia, por ello sostuvo que se requiere todo un proceso de intervención, antes, durante y después de la recuperación del espacio público.

Sostuvo que dicha intervención tiene mucho que ver con la población, quienes son los que indican las necesidades que requiere su colonia o barrio.

 

PASEO RÍO COLIMA

Uno de los espacios que en poco tiempo se ha vuelto emblemático y un atractivo más para las y los habitantes de la entidad, es el Paseo Río Colima, cuya obra, salvaguarda el patrimonio histórico y cultural del mencionado río, mejorando la oferta turística de la zona e integrando las ventajas naturales del mismo.

Al respecto, Victórica Alejandre indicó que es una experiencia que ha sobresalido por parte de la administración porque era un espacio totalmente abandonado y por la cuestión demográfica presentaba situaciones de riesgo; por lo que, con la intervención que se hace de parte del Gobierno del Estado se amplía el esquema de seguridad, ya que se genera un espacio libre y de tránsito afluente.

Además -expuso- se complementa con un emblema de la entidad como lo es el Río Colima. Comentó que la experiencia que se ha tenido como Centro Estatal de Prevención de la Violencia, es que la ciudadanía está disfrutando el espacio.

En las tardes, en el parque también se llevan a cabo algunas actividades, que vienen a fortalecer la recuperación del espacio, tales como juegos tradicionales, charlas de prevención de adicciones dirigidas a la niñez y el fomento de la convivencia familiar.

“Necesitamos que los espacios sean utilizados por las familias colimenses, necesitamos que esos espacios realmente estén activados”, ya que no basta solo con la intervención en infraestructura, sino garantizar que la población utilice los espacios para que no vuelvan a ser utilizando en situaciones delictivas, acotó la funcionaria estatal.

El parque lineal que se encuentra ubicado sobre la avenida 20 de Noviembre, tuvo una inversión bipartita entre los gobiernos Federal y Estatal de 37 millones 970 mil 650 pesos, que en su primera etapa, se busca integrar con la infraestructura existente, como lo es el área de las albercas y el Ecoparque.

Consta de 500 metros lineales de andador peatonal y ciclovía, cuenta con iluminación, áreas de descanso, espacios de convivencia para niños, juegos infantiles, espacios para ejercitarse, gimnasios al aire libre, una protección en el margen del andador, barandal, así como una fuente a nivel de piso y miradores.

Situado en una de las zonas vulnerables del centro de la ciudad capital, el espacio de esparcimiento buscó aprovechar el potencial turístico del río a su paso por dicha zona, iniciando por el tramo de la calle Galeana a la avenida Anastasio Brizuela, que es el que presenta mayor área de playa liberada.

Al respecto, la directora del CEPSVD explicó que una de las formas en las que se contribuye en materia de prevención social de la violencia en la zona, es el uso del espacio por las familias colimenses, quienes tienen una gama más amplia de qué hacer en el lugar.

En la inauguración, el pasado mes de agosto, el gobernador José Ignacio Peralta pidió a la ciudadanía cuidar la obra ya que sostuvo que los espacios son para disfrutarlos y no para afectarlos; ya que con éstos, se pretende fortalecer esquemas de colaboración y corresponsabilidad que permitan aprovechar su potencial.

Por su parte, el secretario de Infraestructura y Desarrollo Urbano, José de Jesús Sánchez Romo, dio a conocer que con el propósito de proteger el margen del río, se construyeron taludes a base de muros gaviones, mismos que permiten cruzar a la fauna existente.

Detalló que se preservaron las especies de árboles que ahí se encuentran, por lo que se podrán aprovechar las fortalezas paisajísticas y ambientales del río Colima en su paso por la ciudad.

Cabe mencionar que la segunda etapa del proyecto integral del Paseo Turístico, comprenderá darle continuidad de la avenida 20 de Noviembre hacia la zona sur de la capital colimense, en donde se priorizará para que se convierte en una alternativa de convivencia familiar y continuar rescatando la imagen del río Colima.

Comentarios

Notas Relacionadas