¿Le creemos?

“Hay que unirse, no para estar juntos, sino para hacer algo juntos.” Juan Donoso Cortés.

Recientemente la directora del Centro Estatal de Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia con Participación Ciudadana, Martha Patricia Victórica Alejandre, informó que se han recuperado 130 espacios públicos, como primeros resultados de los programas preventivos al ofrecer atención a cuando menos ocho mil personas.

Victórica Alejandre refirió que la recuperación de los espacios públicos, ha tomado en cuenta la decidida participación de los beneficiados con acciones comunitarias, aprovechando su infraestructura, siendo ahora el propósito de ampliar los trabajos, proponiéndose llegar próximamente a los municipios de Ixtlahuacán y Minatitlán.

La exfuncionaria de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos destacó que los resultados han permitido, para algunas zonas, mostrar una reducción para la incidencia de la violencia y la delincuencia, aunque, sin dejar de reconocer que hay zonas donde tal reducción no alcanza cifras importantes, aunque tampoco se ha repuntado la incidencia como se mostraba.

Citó como ejemplo que en la colonia El Tívoli se logró reducir algunos problemas como la violencia intrafamiliar, el consumo de drogas, logrando que las personas con problemas de adicción sean tratadas en centros de rehabilitación, además de que se trabaja con ellos para su reinserción.

Hizo notar que ha resultado importante en la recepción del programa, la capacitación y una beca, así como una vinculación laboral, porque “no podemos ver la reinserción como evitar que un joven robe, sino con plan más integral, oportunidad de desarrollo, vincularlo al sector educativo y laboral, autodeterminación, siendo relevante la capacitación”.

¡No, no es fácil la prevención de la violencia y de la delincuencia! ¡Debería de ser auditable el dato, a propósito de la feliz recuperación de 130 espacios públicos, sin dejar de reconocer que hay zonas donde tal reducción no alcanza cifras importantes, aunque tampoco ha repuntado la incidencia, como se mostraba y preocupantemente se proyectaba! ¡Y ello es una buena noticia, porque son espacios que se rescatan para la gente, para las familias, para abonarle a la convivencia, al esparcimiento y a la recreación! ¡Qué bueno que así sea! ¿Le creemos entonces a la directora del Centro Estatal de Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia con Participación Ciudadana, Martha Patricia Victórica Alejandre, quien informó que se han recuperado 130 espacios públicos? Cuestión de enfoque.

A MANERA DE COLOFÓN

El pasado jueves 11 de octubre, la diputada local por Morena, Lizeth Anaya Mejía, propuso una reforma constitucional para que el mandatario rinda sus informes de labores ante el pleno del H. Congreso del Estado. El actual formato no obliga al gobernador a presentarse ante el pleno y enviar un mensaje, sino que sólo entrega un informe por escrito y este año, como ocurrió, una memoria USB. La propuesta de Anaya Mejía también incluye el posicionamiento de cada uno de los grupos parlamentarios, a fin de que haya un debate de los resultados del gobierno en turno. La iniciativa fue turnada a las comisiones respectivas y será analizada para su posterior discusión, y, entiendo, aprobación, porque ayudaría y mucho a elevar el nivel del debate, que coadyuvaría al desarrollo sociopolítico en la entidad, además de que despertaría del letargo y de la pesada rutina a los integrantes del Poder Legislativo en Colima, y se vería, sobre todo, quién es quién en cuestión de un debate parlamentario de altura, con exposición de ideas, privilegiando siempre los argumentos por encima del insulto, la diatriba o la descalificación. ¡Bienvenida sea, entonces, la reforma constitucional que permita al gobernador, sea quien sea éste, rinda sus informes de labores ante el pleno del H. Congreso del Estado!

elisacolima63@yahoo.com.mx

Comentarios

Notas Relacionadas