Proponen se declare al Congreso Legislatura de la paridad de género.

Infoecos/Colima

Las mujeres forman la mayoría en el Congreso del Estado, con un total de 14 diputadas, lo que representa un 56 por ciento de las curules en esta representación popular, razón por la que la diputada por el Partido del Trabajo, Ana Karen Hernández, propuso que se nombre a la actual Legislatura como la “LIX Legislatura de la Paridad de Género”.

De aprobarse en comisiones esta iniciativa, toda la documentación y papelería oficial que utilice esta diputación local deberá contener al calce de las hojas esa leyenda, para destacar que por primera vez el Poder Legislativo tiene mayoría de mujeres diputadas sobre los hombres, al ocupar 56 por ciento de las curules.

“Nuestro estado vivió un hecho histórico sin precedente el 1 de octubre, cuando rendimos protesta las y los diputados de la Quincuagésima Novena Legislatura, con la característica de que por primera vez, las mujeres obtuvimos el 56 por ciento de curules de esta Cámara, por ello es necesario destacar y visibilizar este logro histórico”, manifestó.

Recordó como aumentaron los porcentajes de diputadas en Legislaturas pasadas: en 2009 las mujeres obtuvieron 20 por ciento de curules, en el 2012 subió al 24 por ciento, mientras que en 2015 fue 36 por ciento para el género femenino; “y si retrocedemos más en el tiempo, es casi nula la participación de las mujeres en esta Cámara, por ello, destaco este acontecimiento histórico”.

Ana Karen Hernández reconoció que aún hay mucho por hacer, pues continúa la discriminación y subordinación, y esto disminuye las posibilidades de alcanzar el desarrollo individual y de la sociedad en conjunto.

Lamentó que las mujeres estén inmersas en un mundo privado y su aporte al desarrollo de la sociedad no ha sido visibilizado, vistas sólo desde su entorno biológico y social destinadas a la reproducción. Desvalorizadas y subordinadas al poder masculino, han vivido discriminadas y no se les ha respetado sus derechos individuales y sociales.

Aplaudió la incorporación del género femenino en el sector público, puesto que hoy se inserta en el trabajo productivo, la acción comunitaria y social. La mujer puede asumir un papel que le permita desarrollarse en los distintos ámbitos, donde no sea una más, sino “parte de”, y tenga oportunidad de mejorar su condición económica y acceso a un trabajo digno; a capacitarse y compartir responsabilidades familiares, que las mujeres adquieran conciencia y que eleven sus niveles de autoestima y seguridad en sí mismas.

Como iniciadora y presidenta de la Comisión de Igualdad de Género, Ana Karen Hernández llamó a reflexionar sobre la confianza de las mujeres en sí mismas para participar en política, buscar su desarrollo personal y realización en la toma de decisiones, involucrándose en distintos procesos y ser partícipe de su progreso, superando paradigmas que le clasifican como grupo vulnerable y desprotegido.

“La participación de la mujer se consolida como pilar importante de nuestro régimen democrático”, consideró finalmente.

Comentarios

Notas Relacionadas